Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Thurkell, Oliver Scott

Oliver Scott Thurkell



Datos Básicos

Edad: 30 años.
Grupo: Personal.
Rango: Cocinero.
Played by: Matthew Daddario.

Historia

Fecha de Nacimiento: 17 de Enero de 1986.
Lugar de Nacimiento: Londres, Inglaterra.

Es el peor sonido que alguna vez escuché. Incluso al recordarlo, siendo una ola de hielo recorrer mi pecho y la sangre que escapa de mi cara. El sonido de una cabeza golpear contra el piso.

A los dieciséis años de edad creía que era capaz de conquistar al mundo. Era un joven sano, atlético y con un abanico de posibilidades. Tenía una familia pequeña: Courtney, mi madre, Chef de un restaurante de alto prestigio, mi hermana, Sophia, una joven que se había cansado de estar en el cuadro de honor por sus excelentes calificaciones. En cuanto a Frederick Dawson, a penas era capaz de recordar al mismo, pero si recordaba las discusiones que tenía con mamá hasta que decidió irse de casa, y nunca más lo vimos de nuevo. Era mi padre. Por mucho tiempo, lo único que sabíamos de él, era el monto que tenía que pagar por mi hermana y por mi. Salvo un padre, teníamos relativamente todo lo que podíamos necesitar. Quería una Play y un microondas, pero no había forma de convencer a mi madre de comprar cualquiera de los dos.

A esa edad creía que todo era posible, pero nunca creí que el "todo" contenía tantas posibilidades que algunas era incapaz de imaginar.

Mientras veíamos una serie tirados en la cama, el teléfono sonó. Al mirar la hora supusimos que se trataba de nuestra madre, llamando para avisar que se había retrasado, eran las posibilidades dado que era la única persona que llamaba un viernes a las tres de la mañana. Pero no se trato de ella, se trataba de una joven enfermera llamada Levin Eaton, quien informaba que nuestra madre había tenido un accidente y pedía que fuéramos al hospital cuanto antes.

Nunca había conocido a mis abuelos, mi madre había discutido con ellos cuando decidió casarse con Frederick Dawson, y luego del divorcio se enteró que era muy tarde para poder pedir disculpas, mis abuelos estaban muertos. Al ser hija única, Sophia y yo eramos la única familia viva que tenía, y ambos pasamos la noche en el hospital hasta que un médico salió para decir lo que había ocurrido.

Courney salió del hospital dos días más tarde, con una férula en la pierna, varios hematomas en todo el cuerpo y pequeños cortes en la cara y el brazo, después de eso, sonreía mientras la llevábamos al auto en la silla de ruedas que el hospital nos brindaba. Al parecer todo estaba bien, solo había que tener cuidado dado que se había golpeado la cabeza. Era un alivio, dado que, en medio de la noche, tanto Sophie como yo estábamos imaginando el peor de los casos. Con ella bajo nuestros cuidados, nada podía salir mal. O eso pensé, pero en un mundo donde todo es posible, el peor de los casos puede acontecer en cualquier momento.

Unas dos semanas más tarde, para ser un poco más exactos el 11 de Abril, mi madre se desplomó contra el suelo. Soph y yo no llegamos a reaccionar, solo pudimos ver. Yo solo pude ver. Ver como la cabeza de Courtney Thurkell daba contra el suelo, y solo pude sentir que podría haber hecho algo para evitarlo. La ambulancia no tardó en llegar, supuse que mi hermana había sido quien había llamado, pero no importaba lo que los médicos hicieran, Courtney Thurkell no volvió a abrir los ojos.

Y algo tan simple, como un escalón, inicio una pesadilla que no se apagaría en muchos años.

Siendo menores de edad, Soph y yo no teníamos un mayor que nos representara como tutor. El mejor amigo de mi madre, padrino de Sophia vivía en Estados Unidos y no podía venir por nosotros. Mi madrina estaba enferma y a penas podía cuidarse a ella misma. Y mientras ambos pensábamos a quién podíamos llamar o qué podíamos hacer, Frederick Dawson aparcó en la entrada de la casa.

Hasta que se presentó no sabíamos quien era. Solo sabía que tenía un lindo deportivo negro, y un buen traje. Al principio creí que se trataba de un abogado o del gobierno, y pensé que eran demasiado problemas. Después de escuchar su nombre, supe que aquel hombre era aún más problemas de los que había pensado. El gobierno no tardó en regresar sus derechos de padre. Dawson era un empresario con todas las letras, una sonrisa soberbia y sobradora, una billetera con una chequera capaz de comprar cualquier cosa.

Al mes nos estábamos mudando, dejando aquella casa donde habíamos crecido vacía de objetos, llena de recuerdos. No quería irme, pero no tenía otra opción. En mi mente me repetía que solo sería un año antes de terminar el instituto e ir a la universidad. No estaba en mis planes darle una oportunidad a mi padre, ni a su lujosa casa ni a todo lo que fuera capaz de comprar. Tampoco a su familia, un detalle no menor. Esa nunca sería mi familia. Su mujer nunca sería mi madre, su hijo nunca sería mi hermano, mi padre nunca sería mi padre. Fui capaz de mantener dos de esas tres promesas.

Ni bien llegamos, una mujer demasiado joven y rubia salió a nuestro encuentro. Con el sueño fruncido observe la escena recordando que solo había mencionado a un hijo. La mujer se presentó como Emilie Dawson, esposa de Frederick y resaltó que la podíamos llamar Emie. Lance una mirada a Soph y tuvimos que contener la risa. Aquella familia tampoco era muy grande, solo una esposa y un hijo llamado Evan, quien tenía tres años, recuerdo mirar a aquel bastardo desde lo alto y ver como se escondía tras las piernas de su padre. «No serás mi hermano» le dije mentalmente, consciente de que no sería capaz de escucharme. Y el mocoso me mostró una sonrisa adorable.

Aquel año estuvo plagado de sentimientos impulsivos, malas notas en el instituto y peleas con mi padre y su mujer. Intentaba mantener a Sophie alejada todo lo que era posible, pero ella tampoco estaba muy contenta con aquel lugar. No era nuestra casa, nunca lo sería. La única persona que hacía que sintiera culpa de pensar eso era Evan. Nada salió bien ese año, y tampoco termino bien. Antes de irnos, en una discusión con Frederick, las cosas se desarrollaron de manera tal que mi padre acabo con un ojo morado y yo me caí por la escalera.

—Todo va a estar bien— Dijo una voz en mi cabeza, y desperté horas más tarde en el hospital. A partir de ahí comencé a contener mis emociones, y en consecuencia, nació Martha, aquella voz que expresaba en mi mente todo lo que yo quería decir y no me atrevía.

Tenía la idea de que los problemas desaparecerían cuando fuéramos a la universidad, y en parte así fue. Por primera vez en muchos años, Soph y yo nos separamos, cada uno marcho a estudiar sus correspondientes carreras. Nuestra relación paso de estar todo el tiempo juntos, a vernos, con suerte, una vez al mes y nunca en la casa de los Dawson. Aunque debo admitir que, cada tanto, acudía allí para ver a Evan. Solo por él.

Estudie gastronomía, haciendo la carrera a tiempo, retomando el ritmo de los estudios. Pasé mucho tiempo pensando si le tenía que hablar a alguien de Martha, pero Martha opinaba que no era necesario. Creo que empece a escuchar a Martha mucho antes del accidente con mi padre, pero a partir de ahí comenzó a tomar más forma. Nunca había sido muy bueno expresando mis sentimientos y al final de todo, Martha era una persona que siempre entendía a lo que me refería.

Luego de recibirme, ingrese en una cocina como Cocinero Ayudante, y poco a poco, tiempo al tiempo, logré conseguir el puesto de Sous Chef.

Michael Gordon, era el Chef Ejecutivo del lugar, había conocido a mi madre, y creo que por eso me había aceptado. No dependía de él dar las ordenes, pero las terminaba dando, todos, incluso el jefe de Michael hacían lo que él decía. Yo no era diferente, era un genio.

Pasaron dos años donde mantuve el puesto mencionado, pero quería seguir avanzando. Me imaginaba como dueño de una cocina, tomando el puesto de Mike, eligiendo los platos que todo el mundo degustaría por las noches. Por otro lado Mike era una buena persona y no quería dejarlo. Daba consejos increíbles, y fue la primera persona en escuchar acerca de Martha, me recomendó que fuera a un psicólogo, su hermana iba con aquel doctor por años e incluso él había asistido alguna que otra vez, pensaba que me haría bien. Martha por otro lado, pensaba lo contrario. Mike no era de su agrado y no creía necesario que otras personas sepan sobre ella.

Al otro día, cuando ingresamos a la cocina, encontramos a Michael Gordon asesinado. El caso se abrió y tuve que ir a un interrogatorio varias veces. Nada grave, rutina. Martha me dijo que no hablara de ella y le hice caso, porque no era bueno, y tenía la sensación de que algo estaba mal. No quise volver al trabajo. Volví a la casa de los Dawson, a quienes no les dije nada de lo ocurrido y contacté con Sophia. Nos encontramos un par de días más tarde y le conté todo. Ella me contó sobre su vida, y ambos nos abrazamos pensando en qué podíamos hacer.

Tras el encuentro no me quede mucho más en la casa, mi intención eran ver a Evan y el mismo se encontraba en un internado. No mencionaron cuál. Luego de eso, regresé a mi casa y Soph se mudo conmigo, y no paso mucho más tiempo cuando dos cartas llegaron. Dunkelheit. Nunca había escuchado ese nombre, pero sacando que en Internet no encontré nada del mismo, me gusto la idea de poder comenzar una vida nueva. Quizá el bosque, la distancia, la juventud de los estudiantes, me ayudarían a encontrar quién era nuevamente.

—No fue tu culpa— Dijo Martha mientras me miraba en el espejo, preguntándome si podría haber hecho algo para salvar a Mike, me preguntaba eso muy seguido. —Fue un accidente.

Llevaba un par de años en Dunkelheit y ya me había acostumbrado al ambiente, pero aún tenía dudas de aquel día. Si había podido hacer algo, si había sido yo y a veces hasta pensaba que Martha sabía algo que yo desconocía. Agradecía que Soph estuviera conmigo, y Evan también, resultaba que el mocoso se encontraba en ese mismo internado.

Familiares:
» Courney Thurkell: Madre.
Chef ejecutiva de un buen restaurante, el sueño de Oliver es poder trabajar donde ella. Según sus memorias, era la mejor madre del mundo.

» Sophia Thurkell: Hermana Melliza.
Su mejor amiga, su consejera, el angelito blanco que le habla en el oído derecho, y a veces también el diablito del oído izquierdo. Haría cualquier cosa por ella.

» Frederick Dawson: Padre.
Lo odia. Cuando eran chicos su padre discutió un par de veces con su madre y luego se marcho. Los abandono sin retractarse ni una sola vez. Tener que vivir con él fue una pesadilla.

» Emie Dawson: Madrastra.
En términos generales cumple a la perfección el estereotipo de rubia teñida con un arroz como cerebro. Nunca le cayó bien, pero tampoco intentó mantener una relación con ella.

» Evan Dawson: Medio Hermano.
También conocido como el pequeño bastardo. Oliver no quería encariñarse con él, pero lo terminó haciendo. Lo quiere, aunque muchas veces lo aleja de él por no saber expresar sus emociones.

Personalidad

Él esta callado. Él no tiene una expresión en su cara. Él no da indicio de nada. En su mente, lo dice todo.

Desde que era joven a Oliver le costaba expresar sus emociones, nunca le gustaron las masas, pero eran imposibles evitarlas. Estar en un lugar tranquilo y en silencio era lo mejor que le podía llegar a pasar, estar en un lugar donde nadie exigiera que llenara el silencio existente. Todo empeoró luego, porque antes, al menos, no era tímido, ahora lo es.

Oliver es un joven dulce y amable, es divertido cuando se ganan su confianza, pero a simple vista parece una persona amargada y sin corazón. Las apariencias engañan, hasta él lo dice en voz alta, porque sabe que es verdad, como también sabe que es un problema de él, no de las demás personas. Perdió a muchos seres queridos como para gastar tiempo en conocer a otras personas que también puede perder y también puede olvidar. No es nada valiente en ese aspecto, y en casi ningún aspecto, lo único que le saca valor es tener que defender a sus hermanos, al menos por el momento, tampoco se ha enfrentado a demasiadas situaciones donde haya tenido que demostrar que era valiente.

Dejando su escasa facilidad de socializar con otras personas. Oliver no se considera una persona inteligente, hay muchas personas inteligentes, él solo tiene buena memoria para ciertas cosas y un buen instinto, lo de resolver problemas, hacer redacciones, comparaciones y ese tipo de cosas se lo deja a otras personas.

No es inseguro, contrario a lo que pueden llegar a pensar, solo es tímido. Sabe bien como quieren que se hagan las cosas y detesta dejar las cosas por la mitad, si aún no ha terminado, entonces se tomará el tiempo que sea necesario para poder terminar. Es bastante rápido para realizar labores, enseguida es capaz de encontrar un patrón que hace que todo se vuelva más sencillo y rutinario. Le gustan las rutinas y el chocolate. Adora el chocolate, si fuera por él se encargaría siempre de los postres.

Le gusta el bosque y la nieve, caminar, y salir de campamento. Le gusta el aire libre en general, no es lo suyo quedarse encerrado en una habitación sin hacer nada, en realidad, siempre tiene que hacer algo, mantener sus manos ocupadas.

Oliver es una persona simple, lo complejo esta en su mente. Martha es la voz de su cabeza, y a veces es ella quien toma las decisiones, y ahí es donde esta el problema, porque Martha no piensa con simpleza, es rencorosa y es vengativa. Martha es mala, no es como Oliver, pero este no se puede alejar de ella.

Virtudes:
» Compañero.
» Amable.
» Honesto.

Defectos:
» Terco.
» Cerrado.
» Apático.

Otros Datos

Pertenencias:
» El diario de recetas de su madre.
» Foto familiar donde aparecen Soph y Courtney.
» Un reloj que no funciona.

Enfermedades, Miedos y Manías:
» Tiene alucinaciones auditivas, aunque aún no sabe que se trata de eso.
» Le tiene fobia a la sangre, si ve sangre le baja la presión y hasta se desmaya.
» Se humedece los labios constantemente.

Habilidades:
» Es un excelente cocinero. En especial si se trata de postres.
» Tiene una buena memoria.
» Es fiel a su palabra, rara vez traicionara a alguien.

¿Sabías que...?:
» Oliver le tiene fobia a la sangre? lo que es un problema dado que cuando se corta la mano tiene que parar al menos cinco minutos y, si el corte es grande, tiene que recostarse.

» Oliver hizo el curso de primeros auxilios? Solo en caso de emergencias, para poder saber que hacer si alguien se ahoga o se desmaya.

» Oliver tiene un reloj que no funciona? Pertenecía a su abuelo, su madre se lo regalo para recordarle que no siempre tenemos el tiempo para hacer lo que queremos, algunas veces hay que hacerlo por si no existe mañana.

» Oliver tiene varios tatuajes? Su favorito son unas alas que se tatúo en la espalda.
Publicado por Oliver S. Thurkell el Lun Abr 11, 2016 10:28 am
avatar
Jefe de Cocina
Ollie
60
120
Michiel Huisman
Algunas veces no hay próxima vez o segundas oportunidades. A veces hay que tomar el riesgo porque es ahora o nunca.
Jefe de Cocina
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t823-thurkell-oliver-s

Ficha Aceptada

▲ Bienvenido a Whispers in the Dark.
▲ Puedes realizar el registro obligatorio, relaciones y cronologías.
Publicado por M. Yvette Gunnhild el Mar Abr 12, 2016 1:55 pm
avatar
personaje no jugable
Yvette
188
-43
Nina Hoss
No importa que tan rápido viaje la luz, siempre va a encontrar que la oscuridad ha llegado primero, y la esta esperando.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.