Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Westerberg Abbey, Ophelia Evanna

Ophelia Evanna Westerberg Abbey



Datos Básicos

Edad: 28 años
Grupo: Profesora
Rango: Química
Played by: Holland Roden.

Historia

Fecha de Nacimiento: 15 de mayo de 1987.
Lugar de Nacimiento: Dublín, Irlanda.

—¡Papá! ¡Papá! ¿Puedes escucharme?— Preguntaba una joven pelirroja mientras intentaba pasar entre los jóvenes que conformaban aquella fiesta. Su nombre era Ophelia, conocida mas como Elie, para aquellas personas que eran de su agrado, lo que no eran muchas personas, se podía notar incluso cuando trataba de hablar con su padre que algunos compañeros comenzaban a gritarle cosas, sin medir el volumen de voz, dado que el alcohol no se los permitía. —Espera un segundo— Le pidió al final al darse cuenta de que posiblemente fuera ella quien no le escuchaba por el alto volumen de la música y los gritos a su alrededor. Baja su móvil sin cortar la llamada y busca salir de aquella casa entre empujones y propuestas indecentes.

Elie no era una joven inocente, conocía muchas cosas que los adultos aún le ocultaban porque tenía quince y debía mantenerse virgen, pero eso no implicaba que gustara de fiestas, música a todo volumen, o que disfrutara de la compañía de un extraño en su cama. Pocas veces acudía a las fiestas, casi nunca en realidad. Su mellizo, en cambio, Dierk, las amaba. Capitán del equipo de basquet, pelo castaño, ojos verdes, alto y delgado, las mujeres lo adoraban. Incluso Oh decía que tenía un club de fan. Y esa era la razón por la que estaba metida allí dentro. Ese día, se suponía que no debían salir de la casa, Dierk estaba castigado y ella, bueno, era ella. La cuestión era que, mientras Elie leía nuevamente el Diario de Noa, escucho como la moto de su hermano salía de la casa, y al ir a su habitación solo pudo verificar que se había ido. Maldiciendo por lo bajo, le tuvo que pagar a Danco, el hermano menor de la familia, y el negociante, para que no dijera nada de que se habían ido. Oscar, padre de familia, era policía, y algunas noches, como esa, le tocaba trabajar. Renette, por otro lado, viajaba por negocios, y esa semana había estado totalmente ausente. Todas las vivencias anteriores a este día, de Ophelia, no tenían importancia. Su familia era feliz, peleaba con sus hermanos, si, pero también eran sus mejores amigos. Al igual que con sus padres, bueno, se llevaba mejor con su padre que con su madre, pero eso, al momento, no tenía mucha importancia. Lo que si importaba era que Elie fue tras su hermano para hacerlo regresar, y su sorpresa era que no estaba donde se suponía que debía estar.

—¿Puedes escucharme ahora?— Pregunta tras salir al pateo y desviar la mirada de una pareja que parecían querer hacer una persona de dos.

—Siempre te he estado escuchando, Linda— Comenta su padre al otro lado de la linea, y la pelirroja puede jurar que esta sonriendo.

Se siente un poco mal por hacer que esa alegría en su padre fuera a desaparecer, pero estaba preocupada por Dierk. —Pá, Dierk salió de casa, creí que había venido a la fiesta en casa de Jessica, pero solo esta su moto afuera, él no esta aquí y por lo que pregunte y nadie lo ha visto— Explica con cuidado de no mostrar tanta alarma en su voz, y escucha como al otro lado las cosas se agilizan, su padre le pregunta la dirección y ella se la da, le dice que se ven afuera y la joven corta antes de salir para encontrarse con su padre que llega minutos después. Oscar era policía, pero era un buen policía, de esos que dejaban pasar algunas cosas, solo porque sabía lo que era tener esa edad, pero si las cosas se pasaban, no había pago que lo hiciera mantener la boca cerrada. Echa un vistazo a la fiesta por la ventanilla del conductor, y Oh ve como algunos chicos se preparan para correr ni bien de la orden, pero en cambio el oficial espera a que su hija entre y sale del lugar. Tres cuadras después alerta a la central.

Ambos sabían a donde debían ir. A ese muelle donde los jóvenes iban a drogarse. Si, Dierk consumía drogas, sus padres lo habían descubierto poco después de que Elie lo hiciera, y su mellizo juraba que era ella quien había dicho una palabra. Eran mejores amigos, pero eso no significaba que no se hablaran por unos días cuando se peleaban.

Ni padre ni hija intercambian palabra alguna. La joven solo suspira y comienza a morderse las uñas. Oscar no le dice nada, y ella entiende que debe ser porque tiene razones para estar preocupada. Decide que mejor es ver por la ventana, como si tuviera esperanzas de encontrarlo en las calles y que todo estuviera bien. Pero, en cambio, nota algo diferente. —Pá— Llama la atención del mismo, y cuando este la mira señala la joyería que estaba en la esquina del semáforo que los tenía detenidos. La luz interna alumbraba a cuatro personas dentro. No había que ser un genio para entender que estaban robando aquel lugar.

Oscar estaciona en la cuadra siguiente y saca su arma de la guantera. —Te quedas aquí.— Le pide mientras tomaba nuevamente la radio, para alertar del robo, y la central responde que en cinco estarán las patrullas. Su padre sale del auto y la deja sola.

Pasan unos minutos donde Ophelia es consumida por los nervios, y opta por salir del auto, para poder estar mas atenta para cuando llegara el apoyó. Se acerca lentamente a la joyería, busca la puerta trasera para acercarse y al hacerlo nota algo. El arma de su padre estaba en el piso. Traga saliva con fuerza y se acerca rápido, intentando no hacer ruido con su tacones y la toma con cuidado. Se asoma dentro del lugar. La escena era terrible. A su padre le estaban dando una paliza. Dos jóvenes se estaban entreteniendo pegando al oficial, mientras otros dos reían a carcajadas libres. Una lágrima se escapo de sus ojos al ver la escena.

—¿Qué piensas hacer con eso?— Pregunta una voz a su espalda, y Elie se gira apuntando con el arma. El hombre levanta los brazos. No podía ver su rostro, al igual que el resto tenía la cabeza tapada. —¿Alguno la cree capaz de disparar?— Todos los demás se ríen. —Somos cinco contra una niña, ¿De verdad crees que vas a ganar?—

Se valiente, se dice a ella misma, se valiente, y no baja el arma. —Hay patrullas en camino, y si, se disparar, mi padre me enseño, ahora muévete y ve con tus amigos— Su voz suena firme y ella misma se sorprende de eso. Escucha a su padre que le dice que se vaya que lo deje ahí, pero no le hace caso. Algunos comentan que debería escucharlo. Otro simplemente se acerca y patea al oficial con fuerza en el estomago. —Dejen de golpearlo— El joven que le había pegado la observa por detrás de la media y lo golpea de nuevo. —Has eso otra vez y disparo— Su voz tiembla, pero aún así, le saca el seguro al arma y le apunta nuevamente. Los otros cuatro observaban la escena en silencio. El joven se encoje de hombros y lo va a patear nuevamente. Elie le dispara antes. Los ruidos de las patrullas comienzan a escucharse,y aprovechando la conmoción de la joven, salen corriendo pasando por su lado.

Oh corre hacia su padre y le pregunta si estaba bien. Lloraba la joven que por primera vez había matado a alguien. Los policías ingresan y la calman, una ambulancia llega para llevarse a Oscar, y la felicitan por ser tan valiente. Poco escucha la joven solo quiere ver la cara de la persona a la que mato. Los demás policías, amigos de su padre, quieren evitar eso, pero alguien se saca lo que cubría la cara del chico. El corazón de Elie se detiene por completo, y se lleva la mano a la boca temblando, siente como todo el calor abandona su cuerpo, porque la persona que estaba muerta en el piso, era su hermano.

Las cosas a partir de ese día cambiaron radicalmente. Cuando la noticia se dio a conocer, nadie tuvo piedad del corazón destrozado de la joven o de la culpa que la invadía en el alma y la golpeaba con fuerza. Susurraban 'asesina' cuando pasaba. Le insultaban en la cara, algunos simplemente la ignoraban, como Danco, el pequeño de los Westerberg que dejo de dirigirle la palabra. Su madre tampoco le hablaba mucho. Ella la necesitaba, necesitaba el abrazo de su madre y que le dijera que todo iba a estar bien, pero eso nunca paso. Pasaron unos días tras la muerte de Dierk, cuando al llegar a la casa, Danco y ella encontraron a su madre muerta en la bañera.

La familia estaba destruida, totalmente. Fueron dos años que Ophelia prefería olvidar, y cuando le ofrecieron una beca en Londres, no dudo en tomarla. Su padre la dejo ir, Danco aún no le hablaba, la culpaba de la muerte de Dierk y de Renette, le decía que debía estar en prisión, y eso partía el corazón de la ojisverdes, que cuando salió de ese lugar, decidió comenzar de nuevo.

Años mas tarde se recibió de Licenciada en Química, algunos laboratorios la llamaron para que trabajara con ellos, pero no era lo que ella tenía en mente. Hizo el profesorado y cuando tuvo la posibilidad comenzó a enseñar en una escuela. Era lo que quería hacer. Era como pedir perdón todos los días que trataba de ayudar a los alumnos y que trataba de guiarlos por el camino correcto. Unos años mas tarde, encontró una carta en su correo, le llamo la atención. Era una oferta de trabajo. Al año siguiente viajaba a Escocia, para ser profesora de Química en el internado Dunkelheit. Lugar donde estaría a ese día, donde trataría de ayudar a todos los jóvenes, por lo que no pudo ayudar a su hermano.

Familiares:
» Oscar Westerberg: Padre. Era su ídolo y a la persona a la que acudía siempre que tenía un problema, ahora también lo hace, pero con menos frecuencia. Ambos tomaron caminos separados, y Oscar supo que su hija tenía que seguir adelante.
» Renette Abbey: Madre. Nunca se había llevado muy bien con ella, por lo menos no en el último tiempo, tras la muerte de Dierk, todo fue diferente, y días después Renette también dijo adiós. Pasaron los años, pero Ophelia sigue sin perdonarle haberla dejado sola cuando la necesitaba mas que nunca.
» Dierk Westerberg: Mellizo. Falleció en un accidente, o eso fue lo que se dijo. Ophelia no puede pensar en él sin pensar en sus acciones, porque sabe que es su culpa no tener en este mundo a quien fue su mejor amigo.
» Danco Westerberg: Hermano Menor. Siempre la culpo de la muerte de Dierk, pasaron días antes de que le hablará y fueron puros insultos para cuando paso. Ophelia casi nunca habla de él, pero piensa bastante a menudo y reza porque este bien.

Personalidad

Quizá sea la linea de su mentón o lo verde de sus orbes, pero a primera vista, Ophelia no parece ser quien es en verdad. A simple vista se ve a una niña, una joven temerosa, algo tímida e insegura, pero eso solo es hasta que abre su boca o sonríe mostrando sus dientes, como suele hacer. Elie es una joven sociable, pero eso no le quita fortaleza. Es mas segura de lo que aparenta, incluso cuando los jóvenes mas altos que ella tratan de pasarla por arriba. Aprendió a hacerse valer por lo que es, pero sin perder el comportamiento y el respeto que uno debe mantener. Es amable, divertida, gentil y humilde, características que traen la atención de las personas que se ponen a hablar con ella imitando a la misma joven, que les regresa una sonrisa. Oh es extrovertida, no tiene vergüenza y no esta ni cerca de ser tímida. Es una mujer con un carácter que llama la atención donde llega, o quizá solo es su pelo rojo como el fuego. No le molesta ser el centro de la atención, pero no es algo que le guste reclamar, si fuera por ella se quedaría en una esquina, hablando con quien sea.

Resulta a veces algo chocante que una joven como ella de sus opiniones con tanta libertad, pero según Elie, los tiempos de antaño pasaron y las mujeres no tienen porque callar las cosas. Tampoco debe callar cosas por ser profesora, sabe que los chicos comprenden mas cosas de las que están dispuestos a aceptar. Es independiente, segura, confiada y intuitiva, rasgos que se notan a primera vista, en su forma de moverse o en su manera extraña de improvisar. Suele ser muy abierta al mundo, dejando ver como es sin temor a que la juzguen por eso, pero es cerrada con los sentimientos. Oh puede tener muchos amigos, pero ninguno de esos es el mejor y no teme perder a cualquiera, no es que pasará algo grave si uno le diera la espalda, pues, ella cree que la persona en la que mas puede confiar, es en ella misma.

Es responsable, por mas que siempre se muestre bastante despreocupada, es ordenada y organizada, aún que muchos creen que solo es una casualidad de que las cosas siempre estén a tiempo cuando se trata de ella, y la mayor razón es que es muy paciente y tranquila. Eso de caminar rápido nunca fue su fuerte, mas si habla con alguien, se toma su tiempo para lo que necesita y no le gusta apurarse, mucho menos que la apuren. No es de las personas que suelen enojarse por cualquier cosa, en realidad, casi nunca lo hace, cuando algo no le gusta, lo burla, y si se trata de alguien, le toma el pelo. Se podría decir que el sarcasmo es su mejor defensa. Como no le importa lo que dicen de ella, no suele tener que mostrar su temperamento muchas veces, dado que no tienen motivos para pelear con ella, pues ella acepta que piensen de otra manera, entonces todos tienen que aceptar que ella crea en algo determinado. Rara vez se la ve enojada, pero es algo que a muchos le causa gracia, porque de ser alguien tan tranquila a pasar a gritar, es gracioso, para los externos principalmente e incluso ella se ríe luego. Nunca le molesta que quizá no tomen enserio su enojo, pero lo guarda, guarda toda la ira que siente y eso explota cada tanto, pero no lo va a cambiar, le molestaría mas que la recuerden como un troll gruñón.

Es libre y le gusta que las personas se sientan en libertad, lo mismo ocurre con la comodidad, y eso es todo lo que hay que saber de ella.

Virtudes:
» Paciente
» Segura
» Inteligente

Defectos:
» Temperamental
» Cerrada
» Terca

Otros Datos

Pertenencias:
» Un rosario de madera que siempre cuelga de su cuello.
» Una pluma de escribir purpura. Ultimo regalo de su hermano.
» Un anillo de oro blanco.
» Placa militar con su nombre y edad. {[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]}

Enfermedades, Miedos y Manías:
» Tiene miedo a las arañas y a las armas.
» Tiene miopía y astigmatismo, según ella no ve nada, por eso usa lentillas, raramente se la ve con lentes.
» Suele peinar su pelo cuando estar nerviosa.

Habilidades:
» Memoria. Ophelia tiene una memoria de privilegio, no sabe como hace para recordar tantas cosas, simplemente las recuerda.
» Dibujar. Esta profesora es tan buena con un lápiz o pincel que con cualquier manualidad que pongan frente a ella.
» Paciente. Se puede decir que es su mayor virtud, nunca esta apurada por nada, y no suele estresarse cuando un joven no entiende algo, simplemente busca otras palabras para explicarlo de nuevo.

¿Sabías que...?:
» Tiene un tatuaje en su hombro. Es una pluma, se la hizo por su hermano.
» Odia cuando la gente comienza a susurrar y no puede entender lo que están diciendo.


Publicado por Ophelia E. Westerberg el Vie Sep 11, 2015 12:35 am



light is easy to love
show me your darkness


Happiness is a journey, not a destination:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
muerto
Ophe
226
378
Holland Roden
Muchas veces me he caído y me he lastimado, el dolor termina. Ahora ya no temo a los golpes, aunque me hagan pedazos.
muerto
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t60-westerberg-abbey-o

Ficha Aceptada

▲ Bienvenido a Whispers in the Dark.
▲ Puedes realizar el Registro Obligatorio, Relaciones y Cronologías.
Publicado por Whispers el Vie Sep 11, 2015 12:36 pm
avatar
cuenta fundadora
admin
605
44
La paz y la perfección son algo imposible de obtener. Y todos los sacrificios que haga, solo volverán en su contra.
cuenta fundadora
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.