Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Huxley, Gaia

Gaia Huxley



Datos Básicos

Edad: 19 años.
Grupo: Estudiantes.
Rango: 7mo curso.
Played by: Grimes/Claire Boucher.

Historia

Fecha de Nacimiento: 10 de Febrero, 1997.
Lugar de Nacimiento: Liverpool, Inglaterra.

Estaba lloviendo, había poca gente en las calles y todo parecía estar tranquilo. A excepción de la lluvia, claro. Se habían pronosticado lluvias y probables tormentas eléctricas durante todo el día. Ya eran las ocho de la noche. En el hospital, Annabelle Huxley, quien aún no era madre, se encontraba en trabajo de parto. Junto a su camilla estaba Jean-Claude Huxley, profesor de historia en la universidad desde hacía cuatro años. El doctor les había comunicado que ya se sabía cuál sería el probable sexo del bebé: Una niña. Al escuchar esto, la pareja se emocionó demasiado. Su padre era el que más emoción contenía, ya que había querido una niña desde que se casó con Annabelle.
Al nacer la tan esperada criatura, los dos padres se miraron el uno al otro, pensando en cómo deberían llamarle. Jean-Claude recordó el nombre de una diosa peculiar de la mitología griega. Su nombre iba a ser Gaia. La madre estuvo de acuerdo con el nombre, por lo que terminó siendo definitivo. Gaia fue criada muy estrictamente, no podía ir a las casas de sus amigas, rara vez le dejaban salir a jugar sin ser vigilada por uno de los padres, y demás cosas. Lo que la pequeña Gaia no sabía era que no pretendían ser estrictos, pretendían protegerla. Era muy difícil ganarse la confianza de los Huxley. A los ojos de la niña, ella estaba siendo reprimida. Esto causaría una explosión rebelde durante su adolescencia, cosa que sus padres ya sabían que ocurriría.

Exactamente en su cumpleaños número trece, una carta llegó a la casa. "Internado Dunkeheit" era el remitente. Ese nombre causaba escalofríos en Gaia, como si se tratara de un loquero o algo peor. Sus padres, por otro lado, parecían pensar que era una oportunidad de una vez en la vida. Sabían que su hija era alguien inteligente, alguien que era parte de los mejores promedios de su clase, por lo que no pasaría un mal rato en el Internado. Era una buena oportunidad para exprimir su potencial y alejarla de esas locas ideas de tocar música y ser científica termonuclear al mismo tiempo. La joven soñaba demasiado para su corta edad.

Obviamente, Gaia fue enviada al internado en cuanto las clases comenzaron. Pasaron los años y ella continuó estudiando allí. Ya había encontrado su lugar, un lugar que superó sus expectativas por mucho.
A sus dieciséis años, recibió una carta enviada por sus tíos. Sus padres habían fallecido. La joven perdió el aliento por un momento, pero continuó leyendo. El funeral ya había sido realizado hacía varios días, y nadie le había avisado. ¿Por qué? Nunca lo supo. Sus familiares insistieron en que permaneciera en el Internado e ignorara la situación. Pedían que ignorara la muerte de sus padres como si fuera algo común, algo diario. Y con todo lo que estaba pasando actualmente en el lugar, no le dejarían irse. Gaia no pudo llorar y tampoco quejarse, simplemente obedeció. No pudo derramar una sola lágrima, por lo menos no al momento de leer la carta. Se sentó durante varios minutos en silencio, pensando en lo que había leído, intentando convencerse de que no era verdad.
Una vez que volvió a la realidad, continuó con sus actividades diarias, intentando olvidar el asunto. La muerte de sus padres era algo muy grande, pero por alguna razón termino siendo un tema pequeño, sin importancia.
Desde ese día, no volvió a casa, no durante un tiempo. Optó por quedarse en el Internado durante todas sus vacaciones, ignorando el hecho de que aún tenía familia ahí afuera.

A sus diecinueve años, decidió volver a su ciudad natal para visitar a sus familiares y actualizarse con ellos. Nunca tenía rencor alguno hacia ellos, pero necesitó esos dos años sin familia. Dándole uso a una mala idea que se les ocurrió, sus tíos, apoyados por los abuelos de parte de Annabelle, decidieron darle una no muy agradable noticia. Después de dos años de luto, descubrieron que Jean-Claude había engañado a su esposa, y hasta había tenido otra hija con su amante. Esto impactó tanto a Gaia como a sus familiares, pero la joven aún así estaba agradecida de que se lo hubieran dicho. No tuvo malos pensamientos acerca de ello, intentaba olvidar a sus padres por todos los medios, y una buena manera de hacerlo era tomar el asunto como si no fuera algo tan malo. Pidió conocer a quien sería su hermanastra, pero no obtuvo una respuesta positiva. No había tiempo, ella estaba en Francia, y no querían comprar un boleto sólo para que ella pudiera hablar con una desconocida durante veinte minutos. Por suerte, creían que había una posibilidad de que la enviaran al internado junto con ella. La joven sonrió felizmente. Al final de las vacaciones, se despidió de sus familiares sonriendo nuevamente, para comenzar su viaje de vuelta al que había sido su hogar durante años y probablemente lo seguía siendo. De ahora en más, no volvería a dejar que la tristeza entrara en su vida. Se prometió a sí misma que sonreiría cada vez que pudiera, ante las malas y buenas situaciones por igual.


Familiares:
» Annabelle Huxley: Madre.
» Jean-Claude Huxley: Padre.

Personalidad

Se puede describir a Gaia con tres palabras: Inteligencia, desperdicio, y energía. Para empezar, es alguien inteligente, pero algo descuidada. Suele fallar en las situaciones más simples y salir victoriosa en las situaciones más difíciles. Tal y como se dijo, es un desperdicio. Su pereza suele costarle el uso de su inteligencia, llegando al punto de desaprobar en algunas clases simplemente por, dicho con sus palabras, "un dolor de muñeca que no le permitía escribir ni hacer tareas". Claro que compensa este defecto con su energía tan llamativa, haciéndola parecer una bola de fuego que ronda por los salones de clases. Suele ser muy divertida, además de que tiene facilidad para animar a sus compañeros, actuando como una especie de psicóloga sin paga.
En los momentos más difíciles suele pensar en el asunto durante mucho tiempo, con su preocupación al límite, hasta llegar a una solución conveniente. Y si no encuentra una solución, simplemente bloquea el problema, ya sea ignorándolo o dándolo por resuelto. También podría ser etiquetada como una fiestera, una romántica empedernida y una bromista pesada. Todo a la vez. Sabe cómo perder el control y cómo recuperarlo, como hacer esos detalles "tan especiales" que la caracterizan, y cómo hacer buena broma pesada a cualquier persona, sin discriminar.
Parece ser alguien que aprende muy rápido, llegando al punto de estudiar para un examen una hora antes y aprobar con la máxima calificación. Como ya se mencionó, esta habilidad se lleva al desperdicio y es reemplazada por pereza, que de alguna manera, es una sobrecarga de energía al mismo tiempo. Además, suele pasar mucho tiempo en la biblioteca, convirtiéndola así en una mezcla de alguien estudioso y alguien que no parece dar importancia a su futuro.

Virtudes:
» Es inteligente, cuando lo necesita.
» Suele ser bastante cariñosa y detallista con quienes la rodean.
» Es bastante ágil debido a su complexión delgada.
» Suele ser muy positiva en cualquier situación.

Defectos:
» Su brazo izquierdo es más débil que su brazo derecho, debido a un golpe que tuvo en el mismo cuando era niña.
» No actúa bien bajo presión.
» Suele ser bastante torpe.
» Es muy perezosa.


Otros Datos

Pertenencias:
» Foto de sus padres y ella, cuando tenía apenas cinco años.
» Cuaderno de dibujo.
» Guitarra acústica.

Enfermedades, Miedos y Manías:
» Broncoespasmos leves.
» Miedo a los insectos.
» Trastorno obsesivo compulsivo, muy leve, casi invisible.

Habilidades:
» Sabe tocar varios instrumentos, como guitarra, contrabajo, violín y batería.
» Es buena en los deportes.
» Sabe cantar.
» Posee una agudeza mental muy desarrollada.
» Se lleva bien con la física, y tiene muchos conocimientos relacionados con ello.

¿Sabías que...?:
» Aún desea ser física termonuclear cuando crezca.
» A veces piensa seguir los pasos de su padre y convertirse en docente.
» Ama el café.


Publicado por Gaia Huxley el Sáb Oct 01, 2016 1:35 am



There were moments when it seemed okay
To this moment away, where do you stay?
There was a time when the music would play



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
séptimo curso
Gaia
8
53
Grimes/Claire Boucher
"Calm — reflection might be better than the most confused decisions."
séptimo curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1716-huxley-gaia

Ficha Aceptada

▲ Bienvenida a Whispers in the Dark.
▲ Tu número de habitación es 346.
▲ Puedes realizar el registro obligatorio, relaciones y cronologías.
Publicado por Alfred M. Motka el Sáb Oct 01, 2016 8:58 am
avatar
personaje no jugable
Alfred
213
-491
Gary Oldman
El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio y el odio lleva al sufrimiento.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.