Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Well baby, don't you be surprised [Donald F. Wells]

2 de Mayo

Un año tiene 365 días, a excepción de cuando es bisiesto o intercalar que es precisamente el fenómeno que ocurre cada cuatro años cuando se corrige el calendario, debido a una acumulación no contabilizada de aproximadamente ¼ de día por año equivalente a un día. Es así que tenemos, entonces, 366 días. ¿Por qué es importante eso? Bueno, partiendo por la idea de que el 2016 es un año bisiesto, eso se traduce en que Kate tiene un total de 366 oportunidades.¿Aún no se comprende?

Quizás sea mejor explicarlo desde un principio.


Katherine es una persona curiosa, a ella le gusta leer y la biblioteca del internado resulta ser uno de sus escondites favoritos en sus tiempos libres. Ahí ha ojeado la mayoría de los títulos resguardados, empolvados y olvidados. Algunos han sido más interesantes que otros. Algunos han sido más memorables que otros. Algunos son más nuevos que otros. Estos últimos son más escasos, ya que, si bien puedes levantar una solicitud al directorio para traer nuevo material, la posibilidad de que lo traigan solo será dilucidada para el siguiente periodo académico, por lo que puede llegar a demorar entre un par de semanas y meses, hasta un año. Sin embargo, existe una vía un poco menos diplomática. Hay alumnos o personas que como agradecimiento por todos los años que llevan en el internado, hacen un aporte voluntario de títulos a la biblioteca, los cuales son advertidos solo una vez que  el bibliotecario realizan una actualización del catálogo, o bien los encuentras de forma azarosa por el destino. Kate sostenía que esta última era la única forma en que podría haber llegado ese libro a sus manos.

Recordaba a la perfección el día que lo había encontrado. Estaba buscando uno de los tomos de Ken Follet, algo ligero para una noche tediosa de otoño, cuando antes de que pudiera dar cuenta en vez de sacar un libro, tres cayeron al piso. Los recogió esperando que nadie más le hubiera visto, apresurándose en devolverlos a su lugar para ahorrarse el castigo. De pronto, a través del espacio vacío logró distinguir en el estante de enfrente las relucientes letras escarlatas de un libro nuevo. Desde aquel día que ha aprovechado en sus vacaciones legales por encontrar otros títulos similares del mismo autor. La mayor sorpresa de Kate no fue la reducida colección, sino que, en la tapa de uno de los ejemplares, su rostro era de alguien totalmente conocido.

Tardó al menos un año en darse el impulso suficiente para dirigirle la palabra, y lo único que salía era un saludo cordial de vez en vez cuando tropezaban en la oficina. Pero este año iba a ser distinto, desgraciadamente bajo circunstancias limites ya que Kate no sabía si al día siguiente iba a estar viva.

Así fue que se armó de valor. Rompió un pequeño papel amarillento de su libreta, y en él escribió una de las citas celebres del libro "Llamas que no se apagan”. La dobló en cuatro, observó en todas las dirección con disimulo hasta que una vez se hubo asegurado de que nadie más les veía, la lanzó en dirección a la mesa de enfrente cual notita de adolescentes en clases. Si tenía suerte, al menos podría decirle cuanto le había gustado su libro y que esperaba que siguiera escribiendo otros más. Mordió la punta de su lápiz ansiosa, rogando no quedar como una groupie-Belieber de 12 años.
Publicado por Katherine Beauchamp-Frase el Jue Ago 25, 2016 4:45 pm



It’s good to try everything at least once
You find out who you are.


She is so stubborn her heart has an argument with her head every time it wants to beat:
avatar
personal de secretaria
Kate
Oh my god, what i´m doing here?
131
178
Elizabeth Olsen
"You cut yourself off from all sorts of experiences because you tell yourself you are ‘not that sort of person.‘"
personal de secretaria
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1282-beauchamp-fraser
Privado.

              Lo que nos hace humanos y seres irracionalmente razonables, es cuando muchas veces seguimos lo que el corazón dice y no lo que el pensamiento cree. Pero, la sensibilidad siempre se lo ha adjudicado al género femenino, desde el color rosa hasta el simbolismo de la flor más silvestre y salvaje; esto, nos evoca imágenes abruptas a nuestro consciente, ¿verdad?
      Asentimos en silencio dubitativo. Y luego neguemos con la cabeza. ¿No? No. Porque sea hombre y mujer, uno puede nacer con el arte en las venas y con una capacidad emocional más filosa que un cuchillo, adentrándose hondamente al alma de aquellos de los que queremos transmitir nuestro mensaje. “Hacer reír o llorar expresamente en palabras y letras, nos es una habilidad que la tiene cualquiera”, fueron las palabras de mi profesora en la secundaria, poniéndose en desacuerdo conmigo cuando le dije —su alumno menos aplicado—, que deseaba ser escritor. ¿Pueden imaginar su expresión en aquél momento? Yo la recuerdo demasiado bien: Labios contraídos, cejas elevadas, y casi, ¡casi!, una risa burlesca que deseaba escaparse de forma gutural. Una vieja hija de puta. Con todas las letras, amigo.

       Mis primeros pasos en el mundillo fueron relatos de comedia, obteniendo el segundo lugar en un concurso juvenil, después, me permití con libertad escribir de lo que a mí me salía en gana cuando el periódico de la secundaria, me convenció para entrar en la columna de cuentos. Pese a todo a esto, no tomaban en serio que eso es lo que quería realmente para mi vida, y que mi injustificada decisión de ser profesor era sobretodo triste a falta de más aspiraciones. Eso no es cierto. Los cabrones ni tenían idea que seguí ambos caminos y los uní, porque ser historiador tiene muchas ventajas en una novela. Como ambientación y la situación socio-política, por ejemplo.

    Tal es el caso de mi primera novela, situada en los años 30’, turbia y negra, cubierta tenuemente en la Gran Depresión por la que el mundo temblaba. El detective protagonista, tachado de un humor ácido y crítico, cayendo en la sátira absurda, algo cuestionable y poco descifrada, lo pusieron en un pedestal de admiración por parte del público, en poca palabras, su visión de justicia pese a estar distorsionada, cruda y hosca, tuvo aceptación y crédito.  ¿Por qué? Sencillo: Todos queremos que nos digan la verdad. La que duele y se queda imantada. Ésa que deja huella y no nos hace desconfiar, porque no hay velo o humo que la oculta.

[...]

     La nota parecía haber caído del techo. Por si acaso, lo miré con cierto retardo sin captar todavía que alguien más, es decir, tú, fue quién lo tiró a mi mesa. No es que lo hiciese por tonto, sólo que en éste internado jamás se sabe por dónde pueden nacer nuevas pistas. Fruncí el ceño, y baje la cabeza. Abrí la nota poco a poco, pero mis dedos impacientados lo hicieron a prisas. Recorrí la caligrafía con ojo de lince corredizo y me tapé la boca para ocultar una naciente sonrisa, intenté fingir seriedad absoluta, neutralidad… No pude y comencé a reírme bajamente buscando al autor del crimen.

     —Creía que —me levanté del asiento en la brevedad, acercándome a ti sin perder la fachada alegre—, el libro estaba bien oculto.Parece que no, cariño—. ¿De verdad le gustó? —El brillo en mis ojos se vuelve cegador, experimenté de repente fuegos artificiales en el estómago. Los nervios tensaron mi espalda, y automáticamente me senté a tu lado para tomarte las manos y estrujarlas con las mías—: Por favor, no le recomiende el libro a nadie, no quiero después una fila de estudiantes en la puerta de mi habitación esperando autógrafos o acosándome al nivel de la anormalidad. —Era raro para un escritor no darle publicidad a su libro, a su hijo del que tanto has alimentado y nutrido… pero, ésa idea, la de ser perseguido justamente me atormentaba un poco.

    —Debo admitir que es agradable conocer a alguien con quién charlar de “Llamas que no se apagan” —suspiré soltándote y atreviéndome a tamborilear sobre tu escritorio
    —Lástima que no hayan traído su segunda parte: “Cenizas”


Publicado por Donald F. Wells el Vie Sep 09, 2016 4:45 pm
avatar
docente de historia
Duck
156
239
Jake Gyllenhaal
Nos dicen que recordemos a los ideales, no al hombre, porque con un hombre se puede acabar. Pueden detenerle, pueden matarle, pueden olvidarle, pero cuatrocientos años más tarde los ideales aún pueden seguir cambiando el mundo.
docente de historia
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t412-wells-donald-fede
Cuando la nota cayó en la dirección deseada, sintió que había sido demasiado impulsiva. Tarde, incapaz de volver atrás, buscó una y mil formas de huir sin ser descubierta. Si tenía suerte, lograría desaparecer y Donald creería que todo había sido o bien una broma, o un cumplido anónimo. Pero como siempre a Kate no le resultaban las cosas como quería. Reclinada escondiéndose en su silla, desvió la mirada avergonzada a más no poder.

No espero ni lo uno ni lo otro. Acortando toda distancia posible y dejando impávida a la muchacha, el docente hacía de las suyas aprisionando de las nerviosas manos de Kate. Se preguntó si así era como se sentía conocer a los Beatles. Su estómago se había hecho un revoltijo de emociones, desde la ferviente admiración hasta las ganas de vomitar. Era algo sacado de un libro de ficción. Le faltaba el aire, sentía que se iba a desmayar, no recordaba cómo hablar incapaz de conectar dos palabras en una oración coherente. Debió obligarse a sí misma a reaccionar antes de echar a perder aquel encuentro.

-No, es una lástima- dijo finalmente, con la voz hecha un hilo, sin saber dónde esconder la risa de los nervios que le provocaba la presencia de Donald –Pero tengo una copia en mi habitación. La compré una vez que viajé a casa, en Liverpool. Hay muy pocas de ellas, me costó encontrarlo-

Si hubiera podido, se habría dado ella misma un golpecito en el hombro a modo de felicitación por al fin demostrar que podía interactuar como un humano normal. Era rubia, pero no tonta. Rescató el aire que le faltaba, y ya sintiendo que tenía dominio de su cuerpo, se acomodó de mejor forma en la silla, sin poder soltar sus manos de las de él, a pesar de que eso quería porque sentía que le estaban sudando y no era una imagen muy encantadora para que Donald tuviera de ella. ¿Ahora qué seguía? Katherine no había pensado que llegaría tan lejos. Debía pensar algo, y rápido.

-Jamás creí que podría conocerle… su novela ha sido realmente… maravillosa. Espero que no le moleste lo que hice, de verdad no le diré a nadie, sé mantener un secreto. Solo…- mordió su labio de la tentación -¿podría pedirle un favor?-
Publicado por Katherine Beauchamp-Frase el Lun Sep 19, 2016 11:42 pm



It’s good to try everything at least once
You find out who you are.


She is so stubborn her heart has an argument with her head every time it wants to beat:
avatar
personal de secretaria
Kate
Oh my god, what i´m doing here?
131
178
Elizabeth Olsen
"You cut yourself off from all sorts of experiences because you tell yourself you are ‘not that sort of person.‘"
personal de secretaria
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1282-beauchamp-fraser
Privado.

              No es la primera vez que me hallaba frente a alguien que gustase de mi libro. Bueno, también los hubieron que lo criticaron, vertiendo todo el veneno posible en unos pocos párrafos de crítica pero ya sabes lo que dicen: La opinión del lector es importante, y yo me lo tomé al pie de la letra. Algo que impresionó a los más versados por ni siquiera intentar defenderla, justificarla o acotar exageradamente el contenido ya sabido. El libro se disfruta o no se disfruta más allá de sus mensajes y algunos de estos mensajes, no los entendieron todos sino, aquellos que de verdad pusieron su alma e interés.
Cómo tú.

       Pero no esperaba que precisamente tú, haya llegado a darle un vistazo, además, muy de cerca me pareces unas de ésas lectoras que pueden seguirte lealmente saques una buena o mala novela. Y no por a falta de opinión y juicio, sino por algo más que el mismísimo escritor tiene que nos engancha. Como peces en el mar que comen el anzuelo.

     Bajé los ojos a nuestras manos enlazadas entonces me permití sentir algo de vergüenza por lo exagerado que pude haber sido, sin embargo tu emoción contagió como un resfriado así que una sonrisa enorme, ¡de niño cumpleañero!, se revela prolongadamente sin aviso. ¡Vaya! A pesar de las malas rachas en el internado, creo que éste es el mejor momento de todos, porque ante las vicisitudes aún siguen habiendo oportunidades de congeniar inesperadamente y tener la certeza que ésa persona, sin querer, te ha caído bien.

     ¿Pero por qué no me has dicho esto antes? ¿Eh? ¿Qué?... ¿Tanto miedo doy? Te regaño mentalmente como a una niña, y separé nuestras manos antes de que esto se pudiese ser mal interpretado a ojos ajenos. Tengo sabido que los alumnos pueden llegar a comentar equivocadamente al respecto, igual a viejas chusmas de barrio a falta de mejor entretenimiento.

     —Jamás creí que podría conocerle…¡Pero si me ves todos los días! Tanto que hasta puedes estar harta de mi cara barbuda, pues usualmente me dirijo a ti para preguntarte pequeñeces y horarios, ya sabes—. Su novela ha sido realmente… maravillosa —un ligero sonroso tiñe mis mejillas, no supe como tragarme el cumplido y miré efusivo las estanterías como escape—. Espero que no le moleste lo que hiceni que fuera a demandarte, mujer—, de verdad no le diré a nadie, sé mantener un secreto.Por supuesto que sí. Ya es cotidiano guardar secretos.  Todos aquí saben guardar silencio, desconfiar los unos de los otros e intentar armar un rompecabezas. Por esto es seguro fiarme de tu palabra—, ¿podría pedirle un favor?

      Parpadeé desconfiado, y me recosté mejor en el respaldo de la silla, moviéndome una o dos veces consecutivas por no agradarme estar quieto tanto tiempo:
     —¿Qué tipo de favor? —La seriedad se plasmó en mis orbes azules, comiéndote impasible cuando el tono de voz resultó ser fría. Aún podía oírlo como un eco pero se perdió en el espacio. Me quise apresurar a levantarme para intentar huir pese a no saber que respuesta darías y aún así, se me encogía la boca del estómago al imaginar justamente lo que quieres. No me gusta que me pidiesen favores repentinos cuando yo no pedí nada a nadie. Y por más que tus ojos de ángel y sonrisa inocente pudieran ayudarte a convencerme, nunca estoy dispuesto a dar algo sin a cambio de nada. Es algo que aprendí a la fuerza.


Publicado por Donald F. Wells el Vie Sep 23, 2016 2:07 pm
avatar
docente de historia
Duck
156
239
Jake Gyllenhaal
Nos dicen que recordemos a los ideales, no al hombre, porque con un hombre se puede acabar. Pueden detenerle, pueden matarle, pueden olvidarle, pero cuatrocientos años más tarde los ideales aún pueden seguir cambiando el mundo.
docente de historia
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t412-wells-donald-fede
Fue como si una oleada de fría realidad golpeara a Katherine. Embebida por la ferviente emoción del momento, pues no todos los días tienes la oportunidad de asaltar a tu autor favorito en el trabajo, sintió que había traspasado los límites permitidos incomodando a Donald. Se había transformado en una groupie cualquiera.
-Nada importante- masculló sin ánimo, forzando una sonrisa nerviosa –solo si podía firmar las copias de sus libros que poseo. Perdón si eso le incomoda- se sintió aún más pequeña en esa silla, como si la sola presencia de Donald eclipsara la suya.

No pensó que una simple petición inocente, según ella, iba generar un altercado entre ambos. Más aún cuando ella buscaba todo lo contrario. Solo quería agradecer, su novela le había parecido deliciosa para capear sus noches más aburridas. Intrigante y llena de escurridizos, la ficción siempre le había parecido divertida, pero no pensó que una novela le iba a mantener cautiva como había sido con “llamas que no se apagan”. Literalmente era un recuerdo ferviente en ella. Si Donald lo pedía, Katherine hasta recitaría alguno de sus pasajes favoritos a la perfección.

Pero el miedo que sintió al descubrir su rostro ofuscado, aquellas cejas cruzadas escudriñando las malas intenciones de ella, cosa que no era así. Sus ojos penetrantes, las arrugas en su frente. Todo hacía temblar a Katherine ante el miedo de que marchara indignado. Sintió las mejillas escocer de la vergüenza. Se comportaba como una niña haciendo mohines para que le prestasen atención. Si continuaba así, sería tratada como una malcriada, enviada a castigar muy lejos, recluida.

Así fue que Katherine decidió cambiar su táctica. Si ser dulce y delicada no generaba una respuesta favorable, debía ser más directa. -No pensé que a alguien tan importante como a usted le iba a molestar algo tan simple. Si no tiene el tiempo, está bien - dijo, con voz queda y serena. Levantándose de su silla y rescatando sus cosas.
Publicado por Katherine Beauchamp-Frase el Dom Sep 25, 2016 12:37 am



It’s good to try everything at least once
You find out who you are.


She is so stubborn her heart has an argument with her head every time it wants to beat:
avatar
personal de secretaria
Kate
Oh my god, what i´m doing here?
131
178
Elizabeth Olsen
"You cut yourself off from all sorts of experiences because you tell yourself you are ‘not that sort of person.‘"
personal de secretaria
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1282-beauchamp-fraser
Privado.

                —Nada importante —arqueé la ceja con notable expectación, reprimiendo la vertiginosa curiosidad que se apodera de mis huesos y comienza a cosquillearme infrenable, obligándome a sentir que mis dedos comienzan a moverse más a prisas, se enredan entre sí—, sólo si podía firmar las copias de sus libros que poseo. Perdón si eso le incomoda.¿Por qué me incomodaría? ¿Cómo iba a adivinar que resultaría ése tipo de favor? ¡Hubieras sido más clara, girl! ¡Joder! Ahora mirándote a los ojos me haces sentir culposo, el pecho se me encoge de rabia pues tu jugarreta de niña ingenua me convence.
       —No pensé que a alguien tan importante —resoplé mientras rascaba el puente de mi nariz. ¿Importante? Quizás conocido pero no sé si aquello sea una etiqueta que me corresponda, es decir, ni que fuera el Presidente de México—, como a usted le iba a molestar algo tan simple. —Pese a que tu voz resuena taimada, pura y dócil, entre líneas y espacios blancos se puede leer tu impotente necesidad de reprocharme. Así lo sentí, lo pienses o no—. Si no tiene el tiempo, está bien.¿Está bien? ¿Con el tiempo libre qué tengo? Ni te lo crees tú.

     Te detuve del brazo, aferrándome al mismo junto una presión que no controle, mi expresión reclaman paciencia y cuando observo que mi impertinente agarre es algo excesivo, lo aflojé.
    —Perdona.
    Las palabras se soltaron en soplo, casi entre dientes, viéndome en la tesitura de tener que remendarlo porque, en cierta forma te lo debía—: Creí que te referías a otro tipo de favor, más relacionado con… No sé… —me encogí de hombros, desligándome de pensar el favor que pudiste llegar a pedirme. Tal vez he sido extremista, desconfiado, pusilánime… Cabrón, diría mi madre.

    ¿Sabes qué? Hagamos borrón y cuenta nueva. Dejaré de darle vuelta a las cosas por ahora, sólo porque me haces jaque con los ojos de corderito. Dude, ¿quién puede arriesgarse a decir “no” a una mujer? ¡Nadie! Qué luego se transforman en torbellinos imparables, y arrasan con todo, ¡hasta con tu chucho!  

    —Te firmaré el libro, no me cuesta nada —dije seguro, ayudándote a recoger tus pertenencias por cortesía. No debería importarme, lo hago para no quedarme mirándote como un bobalicón. Además, perder puntos con una fiel lectora es perjudicial, tan perjudicial cómo fumar frente a un recién nacido. Sí, sí. La comparación no entra en la ecuación.

    Otro asunto es que no sé exactamente como debería tratar a una dama, muchas veces me enfrasco y me olvido que los tratos difieren cuando se trata de un hombre y una mujer… “Trátalas cortésmente y amabilidad, a ellas les gusta”, decía por un lado mi madre, “trátalas con desprecio y frialdad, cuánto menos piedad des, más les gusta”, decía por otro lado mi padre. No sé, creo que tenían razón, en parte; por otro lado, creo que a ninguna mujer le gustase ser cruelmente despellejada… Y ahí radica mi infinita duda sobre la naturaleza femenina: No sabes con qué te van a salir hasta que no brindes lo que ellas quieren.

   Contemplativo, esperé tu próximo movimiento para seguirte, es decir, ¿tengo que caminar hasta tu habitación? ¿Qué va a decir la opinión pública? De repente me puse nervioso, no solía seguir a nadie, sino que prefería llevar los estribos de mis propios pasos. Por lo que, el semejante esfuerzo que hice para pararme y quedarme plantado bajo las escaleras, me hizo sudar en frío las manos:
    —Te espero aquí. —Cruce los brazos a la altura del pecho, creyendo que irías a la búsqueda de mi libro —o sea tu libro—, ¿nuestro libro? Da igual.

Publicado por Donald F. Wells el Lun Oct 03, 2016 11:52 pm
avatar
docente de historia
Duck
156
239
Jake Gyllenhaal
Nos dicen que recordemos a los ideales, no al hombre, porque con un hombre se puede acabar. Pueden detenerle, pueden matarle, pueden olvidarle, pero cuatrocientos años más tarde los ideales aún pueden seguir cambiando el mundo.
docente de historia
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t412-wells-donald-fede
Publicado por Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.