Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

The road to nowhere ~ Delilah O.

Es difícil no preocuparse por un hermano, más cuando se trata de un hermano menor al que tantos años le sacas. Lo digo por experiencia. Los ves crecer, ser pequeños, cada centímetro que es más alto, como el cabello les crece y las facciones de un niño desaparecen para convertirse en las de un adulto.

Recuerdo muchas cosas de Evan, la primera vez que se le cayó un diente de leche y escondió una linterna debajo de la cama para poder atrapar al hada de los dientes, decía que con ella haría una lámpara. Aquella casa, vacía de emociones, hubiera sido un suplicio si no hubiera sido por ese niño que llenaba todo con alegrías y sonrisas. El silencio nunca se establecía en la mesa, por más de que todos pasábamos más tiempo tratando de entender lo que decía que hablando entre nosotros. Las fiestas, las primeras fiestas, hubiera llorado extrañando a mi madre si no hubiéramos tenido que hacer todos los preparativos para que aquel niño no se dé cuenta de que Papá Noel no era real. Hacía todo diferente, llenaba la casa de magia con su sola presencia, y posiblemente nunca se había dado cuenta de ello. Había hecho muchas vidas sencillas, en especial la mía.

Vamos, Ev, abre la puerta. Soy yo. Ollie. —Nada, ni un suspiro, ni un ruido que indicara que estaba dentro, solo que no quería hablar. Al principio había creído eso. Con todo lo que estaba pasando muchos estudiantes se sentían solos y alejados de la protección de sus padres y de su hogar, extrañando la distancia, y Evan, Evan tenía la suerte de tenernos a nosotros, a Soph a mí. Pensé que solo era el típico adolescente tratando de mantenerse alejado de las autoridades o de la sobreprotección de los adultos, alejándose de dos hermanos que seguramente harían muchas preguntas sin sentido solo para garantizar su seguridad. Sí, lo reconocía, a veces me ponía demasiado paternal y bobo cuando él necesitaba ayuda. Pensé que era eso. Alejándose de Soph que ahora estaba a cargo y hasta un ciego veía que la seguiría a todos lados. Pensé eso o lo creí creer, pero cada día que pasaba y seguía sin ver su presencia en los corredores o en el comedor me preocupaba más y más. ¿Dónde se habría metido?

También había sido joven y esconderme en la habitación de otro estudiante hubiera sido lo obvio, pero, ¿era él como yo? No sabía eso. Me sentía un hermano terrible sin saber su paradero, preocupado como si fuera su padre o lo que su padre me haría si a ese niño le pasaba algo. Esperé por una respuesta unos minutos más, pero luego retrocedí, dejando pasar ese día, un día más, y al otro día regresaría, en otro horario, para ver si tenía la suerte de verlo y saber que todo estaba en orden y bajo control.

Mi único problema fue retroceder con la mala suerte de dar con una de las mesas que estaban en el corredor y hacer que se mueva lo suficiente para tirar el florero que estaba sobre ellas. Aquel objeto de cerámica cilíndrica no tardó más de dos segundos en dar contra el suelo y hacerse añicos. Hice una mueca antes de agacharme a recoger los pequeños pedazos blancos con pintura celeste. ¿Algún día sería mi día con suerte?

—No, —Gracias Martha, la joven rió.
Publicado por Oliver S. Thurkell el Dom Ago 21, 2016 2:17 am


“ Come, let’s run across the world until the earth recognizes our footprints, let’s shout into the sky until the planets memorize our names. ”
For the Last time
avatar
Jefe de Cocina
Ollie
60
120
Michiel Huisman
Algunas veces no hay próxima vez o segundas oportunidades. A veces hay que tomar el riesgo porque es ahora o nunca.
Jefe de Cocina
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t823-thurkell-oliver-s

Me había hecho demasiadas preguntas desde que Renton y yo encontráramos aquel cuaderno tan macabro. Quería hablar con Renton y convencerlo de que me ayudara a investigar, pero él había dejado muy claro que no dijera nada a nadie sobre aquello. Y había puesto su cara seria, esa que nunca le había visto hasta entonces. No me habría ayudado, o tal vez, sí, pero si no me habría convencido de que estaba haciendo una estupidez. Tal vez sí. Tal vez era estúpida al pensar que era precisamente el cocinero Oliver ese tal Oli del que hablaba Ophelia. Había observado a todos en el comedor, ese lugar obligado para todo el mundo, durante semanas antes de concluir que no había nadie con un nombre más parecido que él. Oliver Thurkell, el hermano de la única profesora en la que confiaba. Pero tal vez no era él, y entonces tenía una razón más para no invitar a Renton a mi sesión de espionaje.

Lo había seguido a una distancia considerabla desde el desayuno de aquella mañana, asegurándome de que pareciera que caminaba con un destino fijo al encontrarme con otras personas en el camino. Lo había perdido más de una vez por detenerme a saludar a alguien, pero había encontrado su rastro de nuevo en pocos minutos. Fue cuando comenzó a subir escaleras que seguirlo comenzó a ser complicado, y al llegar al cuarto piso le había perdido la pista por completo.

Comencé a caminar cada vez más rápido, mirando hacia todos lados, desviándome en cada esquina. Vamos, que sólo me faltaba agacharme a mirar debajo de todos los muebles para que cualquiera se diera cuenta de que buscaba algo. A alguien, me corregí. Pero para cuando decidí que debía ser más sigilosa escuché el sonido de un objeto rompiéndose contra el suelo. Ahí estaba, mi misterioso cocinero agachado junto a una mesa, de esas con las que yo solía tropezar todo el tiempo. Y a juzgar por el jarrón hecho añicos en el piso, no era la única. Me acerqué a él y me agaché a su lado para ayudar con a recoger los restos de cerámica del piso. Me dije a mí misma que era para tener una excusa para hablar con él y no por empatía. Tal vez eran ambas cosas.

— Jamás entendí por qué ponen estas cosas en el corredor — le dije mientras levantaba el primer trozo del suelo — Tampoco es muy bonito, ¿no crees? — pregunté mostrándoselo a Oliver. Le sonreí. No parecía estar loco, tal vez sólo era tan torpe como yo. Tal vez.
Publicado por Delilah O'Rilley el Dom Ago 28, 2016 8:34 pm


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Levanté la mirada sorprendido de que me agarraran con las manos en la masa. Rápidamente mostré una sonrisa a la joven que se había acercado a ayudar.

¿Por qué sonríes y porqué levantas eso? Deberías dejarlo allí como esta, culpar a un estudiante y que lo limpien las de limpieza que para eso las han contratado. —Martha se tomó un segundo antes de agregar—: Culpala a ella, se ve tonta, no tendrá muchos problemas.

El que acabaría en problemas sería yo si algún día decidía hacer lo que aquella vocecita murmuraba tediosamente en mi mente, siempre criticando a las personas, haciendo sugerencias que traerían problemas a otras personas. Solía pensar que lo hacía para ayudarme, una alternativa a las básicas soluciones que yo pensaba por mi propia cuenta, otras veces pensaba que solo lo hacía por diversión, para ver mi torpeza en vivo y en directo mientras intentaba ignorar las venenosas palabras que soltaba cada vez que abría la boca, hablando metafóricamente.

Supongo que es para agregar un poco de vida al internado. La gente suele estar más tranquila cuando hay plantas bien cuidadas en el ambiente, ya sabes, si pueden cuidar una planta entonces pueden cuidar a un estudiante para que salga con vida del lugar —bromeé sin darme cuenta de lo que estaba diciendo.

Mi comentario era inocente, las plantas podían significar que, si mantenían una planta con vida, también podían cuidar una vida humana. En cualquier otro lugar, con otras personas, ese comentario hubiera merecido una risa de ambas personas que interactuaban. En este caso, en este lugar, no. No cuando había personas que estaban desaparecidas, no cuando había personas que estaban muertas. No cuando los directivos acababan de fallecer. En ese momento en ese lugar, mi comentario estaba fuera de lugar, completamente fuera de lugar.

Lo siento, no quería decir… —intenté retractarme para que no pensara que era grosero y que poco me importaban las muertes que habían acontecido.

Si te hace sentir mejor, no has mentido. Lograron mantener a varias personas con vida mientras ellos aún vivían, ahora están muertos y todos van a morir.

Tienes razón, no eran muy bonitos —respondí en voz baja mientras terminaba de recoger varios pedazos más de aquel jarrón. Y, por más de haber dicho eso, me sentí culpable por haber roto un pedazo del internado—. De todas formas vendrían bien las plantas más si se trataran de flores de colores, todos necesitamos un poco de alegría. Por suerte mi zona de trabajo cuenta con ventanas.
Publicado por Oliver S. Thurkell el Dom Sep 11, 2016 12:58 am


“ Come, let’s run across the world until the earth recognizes our footprints, let’s shout into the sky until the planets memorize our names. ”
For the Last time
avatar
Jefe de Cocina
Ollie
60
120
Michiel Huisman
Algunas veces no hay próxima vez o segundas oportunidades. A veces hay que tomar el riesgo porque es ahora o nunca.
Jefe de Cocina
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t823-thurkell-oliver-s
Después de haber leído lo que Olivia ponía en aquel cuaderno había decidido averiguar si era este el Oliver al que se refería. No estaba segura de querer confirmarlo (después de todo se trataba del hermano de Sophia, quien, debía admitirlo, era una de mis personas favoritas en Dunkelheit). Por esa razón lo que dijo sobre las plantas me puso alerta. Tal vez de venir de otra persona habría sonreído un poco: siempre había sido de sonrisa fácil, y el humor negro, el único que podía sobrevivir entre las paredes de Dunkelheit, no me sentaba mal. Pero las palabras venían de un hombre a quien una muerta señalaba de loco, y los chistes parecen cosa seria cuando salen de la boca de alguien que no esta bien de la cabeza.

Oculté mi expresión detrás de la cortina de mi cabello; después de todo, no estaba segura de que sus palabras fueran un chiste intencional: tal vez se tratara sólo de una desafortunada elección de palabras; quizá no tan desafortunada: guardias, prohibiciones, toques de queda... nada había impedido que los mismos directivos de Dunkelheit fueran asesinados en el comedor a plena luz del día. Pero él inmediatamente se disculpó. Me incliné a pensar que lo decía en serio, pero sin descartar otras opciones. Seguramente si las cosas se hubieran dado de otra forma, en un lugar donde las personas no desaparecían y los cadáveres no flotaban en el lago, habría simpatizado con él: yo acostumbraba meter la pata y decir cosas imprudentes en los momentos más inoportunos. También romper cosas a mi paso. Pero estaba en Dunkelheit, y el hombre que estaba frente a mí probablemente tenía relación con Ophelia, o sabía qué era lo que tramaba.

Levanté la mirada para observarlo mientras me daba la razón. Eso también me lo habría creído en otras circunstancias (aquellos jarrones eran horrorosos), pero había algo extraño en su voz, como si se disculpara por algo más que romper una pieza de cerámica. No vayas tan rápido, Delilha, me dije. No debía precipitarme en juzgarlo igual que no debía precipitarme en descartarlo como sospechoso. Pero, ¿sospechoso de qué? ¿De estar loco?, ¿de ser amigo de otra loca?, ¿de pelear con el espejo?, ¿de escupir en la avena del desayuno? –Dudo que las flores puedan solucionar la escasez de alegría – respondí –, pero una ventana seguro que sí   – me levante del piso con algunas piezas en la mano –. A veces me siento como un animal enjaulado. No poder salir de aquí me está volviendo loca – confesé con toda intensión. Loca. Esperé a que mis palabras hicieran efecto antes de añadir: – Suerte para ti el tener ventanas.
Publicado por Delilah O'Rilley el Sáb Sep 17, 2016 1:32 am


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
”Suerte para ti el tener ventanas” —intentó Martha imitar la joven de la joven, pero se podía escuchar el veneno que destilaban las mismas—. Cuando trabaje y se gane la vida de una manera justa que venga a quejarse de la luz, que anda con todo pago y lo único que sabe hacer es quejarse. Que tome un libre, que aprenda algo que mirarse en el espejo y peinarse el pelo no sirve para nada.

Hice una mueca a la joven, sintiendo las palabras que decía. Esos eran los momentos donde podía hacer una tabla indicando las diferencias entre Martha y yo. Éramos tan diferentes en esos sentidos, cuando se trataba de ser humano, de ser humilde.

¿Quieres saber qué es lo que a mí me anima cuando extraño salir afuera? —pregunté y por un momento añoré aquel peral guindo donde solía perderme por horas—. Trepar, así como suena. Me gusta subirme a un árbol, en medio del bosque, no te alejes tanto, pero un lugar donde estés rodeada de árboles. Allí arriba todo toma una perspectiva diferente. Es ver la naturaleza y algunas veces pienso que está intentando comunicarse con nosotros. Suena raro y a una locura, pero es una sensación totalmente diferente a lo que se puede llegar a esperar. Además, absorbes un poco de aire fresco y resina.

Sugerí con una sonrisa. Me gustaba cocinar, pero todo lo que tenga que ver con el aire libre me fascinaba y no solo porque era un chico, o había sido un chico joven, sino porque el olor a naturaleza, a árbol, era algo que no se podía encontrar en ningún perfume, como el panorama nunca podía ser retratado en un cuadro.

Si te da miedo ir sola puedo acompañarte —agregué a la sugerencia dejando un par de trocitos sobre la mesa y estirando un poco la mano para tomar aquellas que estaban muy lejos de ambos—. Para mí no es ningún problema, incluso cuando regresemos puedes probar las diferentes muestras de postre y decidir cuál es el que te gusta más para que se sirva en la cena, ¿Qué te parece? ¿Te gustaría la idea?
Publicado por Oliver S. Thurkell el Dom Sep 25, 2016 8:20 am


“ Come, let’s run across the world until the earth recognizes our footprints, let’s shout into the sky until the planets memorize our names. ”
For the Last time
avatar
Jefe de Cocina
Ollie
60
120
Michiel Huisman
Algunas veces no hay próxima vez o segundas oportunidades. A veces hay que tomar el riesgo porque es ahora o nunca.
Jefe de Cocina
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t823-thurkell-oliver-s
La pregunta retórica de Oliver Thurkell me hizo levantar la mirada, una mirada que bien podría pasar por inocentemente interesada en lugar de alerta ante cualquier señal de alarma. ¿Qué era lo que lo animaba cuando quería salir fuera? ¿Hablar con las voces en su cabeza? ¿Gritarle a su reflejo en el espejo? ¿Planear el secuestro de estudiantes? ¿Jugar ajedrez y ponerle rostro a las piezas en el tablero?

"Trepar, así como suena", fue la respuesta del cocinero. El alivio que sentí al escuchar aquello fue instantáneo. Sí, trepar sonaba como un pasatiempo poco común para alguien que se dedicaba a cocinar en un internado lleno de adolescentes; supuse que él había sido uno de esos chicos que suben a los árboles, se ensucian la ropa y juegan en la tierra sin preocuparse por raspones, golpes y heridas infectadas. Y si ese seguía siendo su pasatiempo como adulto, bueno, no podía ser muy peligroso, ¿cierto? – Yo nunca he trepado a un árbol – confesé, inclinándome de nuevo para recoger un trocito diminuto que no había notado junto a mi pie. No eran palabras calculadas, simplemente salieron de mi boca. Comenzaba a confiar en él.

Entonces se ofreció a acompañarme. Yo nunca había trepado a un árbol porque mi madre  no quería que ensuciara mis vestiditos rosas, o que volviera a casa con rasguños en las piernas. Ella hizo que le temiera a trepar, a interrumpir a los mayores, a romper cosas y a aceptar cosas de extraños demasiado amables. Oliver era amable, incluso más amable que Sophia. Tal vez él había sido el niño de las rodillas llenas de tierra, pero yo había sido la niña que hacía saltar las alarmas del supermercado cuando soltaba la mano de mi madre y me perdía entre las hileras de estanterías.

Dudé, seguramente él lo notó. Yo era la clase de persona que le daba una oportunidad a los demás antes de juzgarlos, pero había crecido con una madre desconfiada, y las alarmas estaban sonando – . Yo... – lo miré a los ojos, pero no había  tiempo para intentar descifrar su mirada – Claro, ¿por qué no?– respondí sin pensarlo más. Mi instinto de supervivencia me decía que no era una buena idea. La curiosidad, que precisamente por eso debía averiguar que sucedía con él. Sonreí – ¿Cuál es tu árbol favorito? – me levanté una vez, decidida. Ni siquiera tuve que fingir entusiasmo, aquello era un reto, y si Oliver Thurkell tenía algo que ver con Olivia, con Ivette o con las desapariciones de mis compañeros, yo iba a descubrirlo. No importaba el precio que tuviera que pagar.
Publicado por Delilah O'Rilley el Vie Sep 30, 2016 5:41 pm


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Publicado por Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.