Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Add it up, w Katherine Beauchamp-Frase

29 de Marzo.

Nunca había considerado la opción de fumar, usualmente ni lo pensaba. El olor era desagradable, era dañino para la salud y tenía contras por todos lados, pero la gente fumaba y se hacía adicta, algo que la joven no entendía, hasta ese día donde consideró la posibilidad de fumar. Se encontraba en la terraza, esperando que el viento dejara de batir sus cabellos con fuerza para poder sacar su cuaderno de anotaciones y seguir escribiendo teorías sobre lo que estaba pasando y posibles lugares donde buscar a los desaparecidos. Por otro lado, aún se sentía mal por la desaparición de Nate que aún podía palpar, la muerte de Wes y la discusión que posteriormente había tenido con su chico a causa de los medicamentos. No podía creer que en tanto tiempo hubieran pasado tan pocas cosas, se sentía irreal, más cuando ninguna de ellas se sentía positiva de alguna manera.

Podría fumar, eso quizá calmaría sus nervios y su ansiedad.

Acariciaba la idea como el viento acariciaba su rostro en aquel lugar tan desprotegido. Podría hacerlo, solo era inhalar y exhalar, lo hacía todo el tiempo, ¿cuál sería la diferencia con un cigarro? Asesinó la idea de un soplo. No podía fumar, era ridículo e infantil, era la prueba de que no estaba haciendo las cosas como correspondía, sino que se estaba dejando vencer por la presión que aquella realidad ejercía sobre sus hombres deteniendo sus pensamientos lógicos y coherentes. Además, ¿de dónde sacaría un cigarrillo? Ya para esas fechas se debían estar acabando las provisiones de absolutamente todos al no haber podido regresar a sus hogares para navidad. Ni siquiera los directivos deberían tener a no ser que… a no ser que hayan encontrado a un estudiante y en ese caso ellos se hayan quedado con el tesoro.

Bufó al aire, podía pensar cosas como esas y no cosas como, ¿dónde esconder desaparecidos en un internado cerrado? Podía hacer un plan para hablar con la secretaria sobre dónde esconderían cosas como ‘cigarros que le robaron a los estudiantes’ y no… La secretaria.

Felicitaciones Callie, te volviste hueca ¿Cómo no se le había ocurrido antes? ¿Quién era la persona más cercana a los directivos? La secretaria. Era obvio, la primera persona a la que se podía acudir a hacer preguntas sobre lo que estaba ocurriendo. Y también tenía la coartada porque Ezra y Nate habían hablado de hacer un partido entre equipo de soccer y lacrosse, y alguien tenía que ir a hablar con los mayores.

Guardó sus cosas y bajó a las corridas preguntando dónde podía encontrar a la secretaria.

Siento molestar, me dijeron que la señorita Beauchamp-Frase se encontraba aquí… murmuró tras golpear y pasar a la biblioteca este, lugar donde le dijeron que podía encontrarse la persona a la que estaba buscando. Maldijo internamente no recordar el rostro de la misma, y trabarse al mencionar su apellido, pero le era muy complicado, se sintió un poco mal por eso. Dejó la frase allí, esperando que alguien le respondiera, y que la respuesta sea correcta. Aunque en el fondo deseaba que no sea así, no le gustaba mentir en cuanto a sus intenciones.
Publicado por Calliope C. Rohmer el Miér Ago 17, 2016 2:52 pm




Every now and then the stars align:




avatar
desaparecido
Callie
347
404
Maia Mitchell
Sometimes crying is the only way your eyes speak when your mouth can't explain how broken your heart is.
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t41-rohmer-dakovic-cal
Intentó balancear el peso de los dos archivadores en su brazo izquierdo, mientras con su mano derecha acariciaba el dorso gastado de un gran libro negro. El registro de matrículas de hacía un par de años que le hacía falta para terminar con las actualizaciones del sistema. Y es que le habían solicitado re ingresar los datos a una planilla exel para mantener un resguardo, una especia de back up, en caso de que la tinta de los viejos almanaques pereciera. Algo que Kate comprendía a la perfección, porque todos los registros estaban escritos en puño y letra de una mujer con Parkinson. Los nombres, apellidos y números se enredaban de tal forma, que necesitaría de un perito caligráfico para descifrar lo que ahí decía.

Suerte para Kate que había realizado un curso de grafología, por que aplicaba todas sus artimañas para desenmarañar el embrollo de tinta, y de uno en uno ubicarlos con letra Arial en un exel. Aunque últimamente su computadora le daba más problemas que soluciones. Se quejó en silencio, imaginando una y mil formas de destrozar aquel viejo trozo de chatarra.

De pronto, el murmullo casi silencioso de una voz poco familiar, llamó su atención. Recordaba que se encontraba a solas hace un par de minutos atrás, en el ala más alejada de biblioteca. Curiosa por quién podía estar solicitando su presencia, fuera de los directivos, dejó reposando los libros y archivadores en una mesa cercana, quitando los restos de polvo de su cárdigan, antes de saludar.

Con asombro, dio cuenta que quién le buscaba no era nada más ni nada menos que una alumna. Estaba acostumbrada a que a veces acudieran a ella como intermediaría en ciertos asuntos, Bo se aprovechaba de eso muy seguido, así que adoptó una postura empática dispuesta a la escucha. Kate parecía tener una paciencia infinita cuando se trataba de niños. Con los adultos esa otra cosa, había aprendido que para evitar dejarse pasar a llevar, tenía que ser un poco más tosca y hostil.

-Buenos días- dijo con una sonrisa en el rostro - Yo soy la secretaria Katherine. Dime ¿En qué puedo ayudarte? - su tono resultaba cordial y amigable, perfectamente adecuado para cuando debía tratar con los alumnos. Tal vez por eso le habían escogido de secretaria. Al menos eso le gustaba imaginar.
Publicado por Katherine Beauchamp-Frase el Vie Ago 19, 2016 12:59 am



It’s good to try everything at least once
You find out who you are.


She is so stubborn her heart has an argument with her head every time it wants to beat:
avatar
personal de secretaria
Kate
Oh my god, what i´m doing here?
131
178
Elizabeth Olsen
"You cut yourself off from all sorts of experiences because you tell yourself you are ‘not that sort of person.‘"
personal de secretaria
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1282-beauchamp-fraser
Sonrió a la mujer que se presentó como la secretaria. Recordando internamente que su nombre era Katherine, algo perfectamente fácil de recordar y de pronunciar. Agradeció por eso. No era la primera vez que le pasaba, tenía compañeros de clase con apellidos ilegibles incluso para los profesores, pero no se podía culpar a los padres, solo divertirse con las expresiones de los profesores el primer día de clases cuando intentaban pronunciar sus apellidos.

Yo-o balbuceó la joven mientras observaba el lugar y se detenía sobre una pila de carpetas que parecían tener una cita pendiente con la secretaria. La culpa de agarró desprevenida, en sus planes nunca había considerado que la señorita Katherine podía encontrarse ocupada. Confusa se preguntó para sus adentros qué hacía una secretaria en ese lugar. Es decir, siempre las había imaginado llevando café de un lado para otro y haciendo recados sumamente inútiles para el ámbito académico, pero útiles para los de sus jefes. Cinco años en el internado y nunca había prestado atención a esos detalles, ¿cómo quería encontrar soluciones en ese estado? No tenía idea ni de quienes trabajaban en el internado o qué tareas hacían. Iba por un muy mal camino, pero en vez de frustrarse, tomó aire, si iba a tener que comenzar por lo básico de lo básico, por allí iría. Lo siento, no tenía intenciones de interrumpirla, ¿necesita ayuda?

Ofreció su mano a la secretaria para que la tomase, cambiando su cuaderno a la mano izquierda y saludar con la derecha.

Mi nombre es Callie, Callie Rohmer, soy estudiante de quinto año y capitana del equipo de lacrosse, quería hacerle unas preguntas, pero no eran de mucha importancia agregó inmediatamente para aclarar que sus intenciones no eran malas, al menos no por el momento, y tampoco se trataba de una mentira porque le iba a restar importancia al asunto para no demostrar tanta preocupación por el tema de los desaparecidos. En sus labios colgó una sonrisa que, hasta el momento, siempre había logrado convencer a las personas de que deseaba lo mejor. Es sobre cosas administrativas, partidos y amistosos entre los equipos, pero podemos hablar sobre ello mientras le doy una mano, no quiero causarle ningún problema al retrasar sus deberes. Más cuando intentan convencernos de que la puntualidad lo es todo en un trabajo.

Callie era extremadamente puntual, en las entregas de las tareas, en los encuentros, esas eran las razones por las que no le molestaba cuando un profesor saltaba con la típica frase de “cuando tengan un trabajo…”, porque ella sabía que seguiría de igual manera, entregando todo en tiempo y forma. Esperaba que sus palabras sean suficientes para que la secretaria no la echara del lugar y poder hacer sus preguntas y quizá también un par de investigaciones por su propia cuenta. Todo podía salir bien si tenía cuidado y era precavida con sus propias palabras.
Publicado por Calliope C. Rohmer el Sáb Ago 20, 2016 2:20 am




Every now and then the stars align:




avatar
desaparecido
Callie
347
404
Maia Mitchell
Sometimes crying is the only way your eyes speak when your mouth can't explain how broken your heart is.
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t41-rohmer-dakovic-cal
Sin quitar su sonrisa, respondió el saludo. Aunque con asombro, su nombre pareció resonar en el fondo de su mente, y es que a pesar de ser la secretaria de la escuela y llevar dos años ahí dentro, aún tenía ciertos problemas de memoria tanto con alumnos, como docentes y el personal. No se le podía criticar cuando cada cuanto en cuanto ingresaba gente nueva, un goteo constante que parecía no tener fin. Independiente de las circunstancias que se estuvieran llevando a cabo.

-Es un placer-
respondió cortés. Prestando toda la atención posible, aun pensando en el trabajo que restaba. -Así que eso era…-pensó. Sabía que el motivo de su visita tenía que ver con algún favor, algo que a Kate no le molestaba en absoluto, siempre que podía gustaba de ser de ayuda, incluso en casos así. Después de todo ella sí contaba con cierto privilegio al estar más cerca de los directivos. Aunque fuera estar sentada al otro lado de la puerta.

Ante la oferta de la joven, no pudo hacer otra cosa que alzar las cejas del asombro, y es que cualquier otro alumno habría echado a correr apenas viera su montón de trabajo y vuelto en otro momento. Era sonso y aburrido, siquiera a ella le gustaba realizarlo, pero debía, porque le pagaban. Sin embargo, un alumno no ganaba nada con ayudar, ni puntos extras para un examen o un premio de consuelo. Pero tampoco Kate pudo resistir la tentativa. Y es que estaba tan cansada de tener que cargar con todo ella sola, más si debía intentar equilibrar dos archivadores en cada brazo y un libro en su cabeza. Echó una última mirada a los libros y se decidió.

-Está bien- dijo luego de sopesar la idea- Puedes ayudarme mientras me cuentas qué es lo que necesitas. Eso sí, te advierto que esto no es algo divertido de hacer- advirtió, rodando la vista esperando que Calliope no reconsiderara su idea. Claramente si lo hacía, estaba en todo su derecho, Kate no iba a reclamar ni a reprocharle nada.

Avanzó hasta la mesa en donde había dejado sus cosas y apresuró en dividir un archivador para cada una –Esto es fácil, aquí tengo una copia de los expedientes de matrículas de todos los alumnos que han ingresado a Dunkeheit. Y este de aquí –indicó el gran libro negro, tan antiguo que parecía que, si tocabas sus hojas, estas iban a desvanecer convertidas en polvo-es el original. Antiguamente se hacía así, a mano, y con el tiempo la tinta se ha ido perdiendo. Yo me aseguro de que eso no suceda. Lo que hago es revisar que las copias, una vez ingresadas en la computadora, sea la misma que este libro, solo que más legible y perdurable. Nosotras vamos a corroborar que los nombres en las copias sean los mismos que en la original- Y es que la persona que escribía, no había hecho caligrafía en años.
Publicado por Katherine Beauchamp-Frase el Lun Ago 22, 2016 11:40 pm



It’s good to try everything at least once
You find out who you are.


She is so stubborn her heart has an argument with her head every time it wants to beat:
avatar
personal de secretaria
Kate
Oh my god, what i´m doing here?
131
178
Elizabeth Olsen
"You cut yourself off from all sorts of experiences because you tell yourself you are ‘not that sort of person.‘"
personal de secretaria
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1282-beauchamp-fraser
La joven asintió. Después los deberes de geografía e historia no podía haber nada más aburrido. Odiaba esas materias con toda su vida y se dedicaría a estudiar, a nivel universitario, algo que no tenga nada que ver con ellas. Incluso, de ser optativas, las dejaría de cursar, ni la curiosidad le llamaba y eso era mucho decir.

Siguió a Katherine al lugar donde estaba trabajando antes de que ella la interrumpiese y escuchó el trabajo que tenía pendiente. Tomando una de las hojas examinó la letra mientras que, de reojo, observaba el viejo computador. Callie podía estar desactualizada con eso de la tecnología, es decir, ni siquiera tenía un celular, lo que parecía que todo el mundo tenía en esos días, pero ese aparato era viejo incluso para ella. Hacía cinco años las cosas eran mucho más modernas, estaban esos portátiles que eran móviles y parecían ser lo mismo. A la castaña no le importaba la falta de tecnología, había ingresado al internado a los doce años, cumpliendo los trece dos meses más tarde de haber empezado. A su padre no lo había visto desde entonces y agradecía tener ropa, todo lo demás era dado por el mismo internado, prácticamente era un ser que se alimentaba de los directivos como una planta alimentándose del agua de la tierra. Sería incapaz de pedir algo como más tecnología, pero para otras personas y otros trabajos, parecía ser un poco necesario.

Y creía que mi letra era poco entendible bromeó precavida mientras prefería no hacer comentarios sobre computadores, celulares y demás. Siempre traían una discusión que no tendría solución alguna. Regresó la carpeta al lugar donde correspondía, es decir, de donde la había sacado.

No tengo problema en ayudar, más si la tarea es aburrida, entre dos será más rápido y con charla el tiempo pasa más rápido agregó levantando la mirada marrón a la secretaria y mostrando una sonrisa. No podía asegurar que sea una charla entretenida o agradable, pero al menos podía prometerle que la ayudaría en lo que podía, aunque aún no tenía muy claro qué era lo que le tocaba hacer. Se apoyó sobre la mesa cruzando sus piernas dejando el peso solo en uno de sus talones. Entonces, ¿qué es lo que tengo que hacer? ¿Quiere que le vaya leyendo la información y usted la comprueba o la registra?

Propuso dando por sentado que sería la secretaria quien estuviera al frente de ese aparato que Callie no sabía manejar.

Dudo antes de hablar. Según ella abordar el tema de conversación de una manera respetuosa sería suficiente, pero parecía que tendrían tiempo suficiente para hablar eso con calma. Mordiendo el interior de su labio inferior, sintió culpa, como aquella que sintió cuando fue a ver a Gail e inventó aquel trabajo para que le diera información. Mentir no era su área, había acabado diciendo la verdad, pero sin nombrar a Nate en el medio de aquella conversación para no meterle en problemas. Quizá podía hacer lo mismo. Tantear el terreno, ver si aquella joven mujer era de confianza suficiente para que revele algunos datos que le pudieran ser útiles en su búsqueda. Ver si podía ayudarle, pero sin mentirle, siendo ella franca y sincera con sus intenciones. Quizá incluso lograra mejores resultados. También una de las posibilidades era golpearse por la impulsividad de haber buscado a la secretaria con un plan a medio trazar.

Sonrió a la secretaria, las sonrisas siempre tenían buenos resultados, y esperó a tener la respuesta, mientras tanto en su mente pensaba como entrelazar las dos ideas de las que quería hablar para que no sonara como algo obvio, y no se descubriera que el primer tema no era más que un pretexto para poder hablar.
Publicado por Calliope C. Rohmer el Dom Ago 28, 2016 5:33 pm




Every now and then the stars align:




avatar
desaparecido
Callie
347
404
Maia Mitchell
Sometimes crying is the only way your eyes speak when your mouth can't explain how broken your heart is.
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t41-rohmer-dakovic-cal
Sujetó uno de los archivadores, abriéndolo en la página en que había quedado a modo de guía para la joven, si bien era un trabajo sencillo, el aburrimiento podía hacerte demorar el doble y hasta el triple de horas que en realidad conllevaba. Como era costumbre, realizaba sus labores dentro de su oficina, sin embargo, últimamente se había sentido más que agobiada y ya aburrida de recorrer cual león enjaulado sus mismos pasos, a lo que decidió pedir prestado uno de los computadores de la biblioteca para cambiar de aire. Ahí, a pesar de los carteles de silencio, existía un leve ruido ambiental armónico que le servía de arrullo calmando su estrés. Para algunos el trabajo de oficina podía ser… nada, pero una vez que vives de ello, se transforma en tu peor pesadilla. Llegas a soñar con archivos, carpetas y engrapadoras asesinas.

Soltó una pequeña risa ante su comentario, a decir verdad, la caligrafía de la persona que había escrito aquello dejaba mucho que desear, pero ya le había tomado un pequeño gustito al intentar descifrar lo que ahí decía, casi a modo de desafío personal.

-Sí, es solamente aquello. Espero que no te incomode, solamente es para corroborar que los datos estén escritos de forma correcta, lo demás lo seguiré haciendo yo en la oficina - dijo mientras tomaba asiento frente a la computadora -¡Oh! Antes de que lo olvide, tienes que hablar bajito, ya que aún seguimos en la biblioteca- apresuró en reparar antes de que uno de los encargados de la biblioteca les fuera a reprochar por no haber visto los carteles de silencio.

Encendió la pantalla, que parecía irse cada tanto y sin previo aviso, provocándole más de un dolor de cabeza y ganas de lanzarla contra la ventana. A pesar de que la tecnología y Dunkeheit no congeniaban, era imposible pedir algo mejor que esa anticuada chatarra. Kate ya se había cuestionado el porqué de aquello, más como no obtuvo ninguna respuesta de por medio, y al no querer seguir retrasando su trabajo, terminó por acostumbrarse, generando una relación de amor y odio que al parecer era mutuo entre ella y todas las computadoras del lugar. Abrió el archivo en que seguía trabajando, realizando un respaldo previo en caso de que colapsara la máquina y el mundo se le viniera abajo. Debió ajustar la vista, apegándose a la pantalla y entrecerrando los ojos, al parecer iba a necesitar usar un par de lentes ya que estaba quedando corta de vista.

Mientras ingresaba uno a uno los datos, corrigiendo aquellos que debían y pasando de largo aquellos que no lo necesitaban, su mente trabajaba en identificar por qué era que el rostro y nombre la joven a su lado le sonaba. Tras una leve pausa, a causa del colapso de la pantalla –nada nuevo a esas alturas- se atrevió a observarle más de cerca.

-Has dicho que tu nombre era Calliope ¿verdad?- buscó corroborar lo que ya sabía. Una de las mellizas Rohmer, a la cual, sino mal recordaba, era atendida en el despacho del director Motka, en sus consultas semanales. –Creo que te he visto en varias ocasiones con el director… Por qué…- quedó a medias, porque la pantalla había vuelto a la vida y faltaba una fila entera de nombres -¡Mierda! Oh, lo siento, perdón, no es por ti…es esta cosa vieja. Otra vez se averió ¿No querías decirme algo antes, cuando llegaste?- absorta en la pantalla, golpeó insistentemente una de las teclas, rogando a todos los dioses porque sirviera de algo y mágicamente se restituyera lo que había perdido.
Publicado por Katherine Beauchamp-Frase el Miér Ago 31, 2016 7:29 pm



It’s good to try everything at least once
You find out who you are.


She is so stubborn her heart has an argument with her head every time it wants to beat:
avatar
personal de secretaria
Kate
Oh my god, what i´m doing here?
131
178
Elizabeth Olsen
"You cut yourself off from all sorts of experiences because you tell yourself you are ‘not that sort of person.‘"
personal de secretaria
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1282-beauchamp-fraser
Publicado por Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.