Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Lewis, Benjamin

Benjamin Lewis



Datos Básicos

Edad: 17 años
Grupo: Estudiantes
Rango: Quinto curso
Played by: Dylan Sprayberry
Deporte: Lacrosse
Actividad Extra: Jardinería

Historia

Fecha de Nacimiento: 5 de abril, 1999.
Lugar de Nacimiento: Manchester, Inglaterra.

Nació y creció en una comuna hippie a las afueras de Manchester, fruto de una orgía. Su madre, una joven de dieciocho años que abandonó el hogar familiar por diferencias ideológicas con sus pudientes padres, nunca supo quién era el padre de Ben por la forma en la que fue concebido. Eso sí, no le faltaron figuras paternas. Se crió en base a los valores de igualdad, respeto y altruismo, muy alejado de lo que sus abuelos, bastante conservadores, habrían querido. Como el resto de niños de la “aldea”, no asistió al colegio, tenían a un matrimonio de profesores retirados que les enseñaban lo que necesitaban. Trataron de desalojarlos en un par de ocasiones dado que estaban ocupando un terreno privado, aunque sorprendentemente el dueño de la finca intercedió a favor de ellos. Más tarde se descubrió que fueron los propios abuelos de Ben los que denunciaron la “okupación” en un intento de hacer volver a su hija a casa. En vistas de que así no conseguían nada, éstos decidieron pelear por la custodia del propio Ben, alegando que una comuna no era el mejor entorno para criar a un niño. Tras meses de batallas legales, el pequeño se mudó de forma definitiva a casa de sus abuelos a la edad de 11 años.

El cambio fue bastante drástico y las reacciones de Ben no se hicieron esperar demasiado. Dentro de una casa llena de normas, horarios y disciplina casi no había tiempo para la recreación y crecimiento personal. Los enfrentamientos con sus abuelos eran diarios. Ben no soportaba ir al colegio privado en el que le habían matriculado (gracias a la educación que recibió en la comuna no quedó rezagado), ni codearse con toda la gente superficial que se encontraba en los pasillos; hacía novillos, no hacía los deberes… Un año fue exactamente lo que tardaron sus abuelos en enviarlo al primero de los internados en los que ha estado, justo lo que duraba ese primer año escolarizado. Ben no lo entendía y a veces hasta hoy se lo plantea a veces, ¿por qué le alejaron de su madre si tampoco querían estar con él? Vale que su comportamiento era problemático pero ellos también deberían entender que el cambio había sido grande, aquel fue un pensamiento casi constante durante sus años de internado.

En cierto momento, coincidiendo con su traspaso a Dunkelheit cuando contaba con 14 años, la disposición del matrimonio Lewis para con su hija tomó un rumbo diferente. La relación mejoró y los abuelos de Ben permitieron que pasara algunas semanas en verano con su madre. Sin embargo, seguía siendo insuficiente, echaba de menos la comuna, extrañaba su forma de vida y la ausencia de estrés que aquel entorno le propiciaba, nada que ver con la estricta educación de sus abuelos y la docencia que recibía en el internado. Deportes como el lacrosse le ayudaron a descargar sus frustraciones, y extraescolares como la jardinería le ayudaban a relajarse y conectar con ese estilo de vida que ya había pospuesto definitivamente hasta que se graduara y pudiera alejarse de sus abuelos. Ciertamente, el paso de los años le ha ayudado a darse cuenta que, en realidad, no los odia pues es consciente de que, a su forma, solo querían lo mejor para él, simplemente no buscan lo mismo ni creen en los mismos ideales, que se lleven mejor o peor no tiene nada que ver con el rencor, algo con lo que su madre aprovechaba para repetirle en sus encuentros más recientes. “Llévate bien con los abuelos”, le decía. “Lo hacen lo mejor que saben”.

Familiares:
» Joseph Lewis: Abuelo materno / Chocan mucho, no se llevan demasiado bien ya que tienen formas de ser muy diferentes.
» Margaret Lewis: Abuela materna / Ella es muy sobreprotectora, diciéndole siempre lo que tiene que hacer, algo que saca mucho de quicio a Ben.
» Phoebe Lewis: Madre / La echa de menos, siempre la defenderá. Le da igual lo que dijera un juez, piensa que es una muy buena madre.

Personalidad

Ben es de esas personas que caen bien a la primera, acostumbrado desde pequeño a los grandes grupos de gente no tiene reparos en entablar conversación con nadie, ni siquiera con aquellos que piensen diferente a él. Es abierto y sociable, la de conversaciones que habrá iniciado simplemente por sujetar la puerta a alguien… ¡O hasta en un cuarto de baño! Sin embargo, no puede evitar sacar su vena reivindicativa cuando presencia alguna injusticia o aquel con el que habla muestra signos de intolerancia. La educación hippie pesa en él y los fuertes principios que modelan y construyen su pensamiento son visibles con cada palabra que entona o cada acto que realiza. Es un poquito revolucionario.

Puede que le cueste un poco arrancar a hacer algo, algunos dirían que es un perezoso y un vago, pero cuando empieza es difícil pararle. Es muy entregado, no solo a tales tareas, también a sus amigos. Es pasional y muy testarudo, tienes más probabilidades de hacerle cambiar de opinión a una pared antes que a él. De hecho, esta actitud puede abrumar un poco ya que no se le da bien aceptar cuando se ha equivocado, no por orgullo – en absoluto lo es – sino por lo obcecado que se muestra a veces. Quien le conoce sabe que sólo han de tener paciencia con él pues solo acaba dándose cuenta de sus errores, si los hubiera. Es muy reflexivo en ese sentido.

Tiene una gran imaginación. Reforzado por soñar desde que era un enano, la cantidad de planes e ideas que hay en su cabeza darían para varias trilogías. Aun así, irónicamente, no sabe todavía a qué dedicarse cuando se gradúe, sabe que sus abuelos ya están planeando meterle en una universidad privada pero lo único que él quiere es irse a vivir a la comuna hippie en la que se crió. Tiene también los pies en la tierra, es decir, se puede soñar todo lo alto que uno quiera sin pecar de ilusos, su niño interior está muy vivo en ese sentido pero ser un astronauta ya no es una opción, no con esas notas… Es consecuente y no rehúye las responsabilidades, acepta los castigos cuando le vienen y aprende de los errores, aunque no entra en sus planes someterse a nadie.

Virtudes: (mínimo tres)
» Es buen conversador, se le da bastante bien la palabra, le gusta el debate sano y desde el respeto.
» Tiene buena coordinación motora, así como buenos reflejos.
» Es una persona fiel y leal, generosa hasta decir basta.

Defectos: (mínimo tres)
» No es que sea de los más inteligentes, sus notas rozan el aprobado y últimamente arrastra asignaturas de años anteriores.
» Tiene mala memoria, lo cual podría explicar el por qué del punto anterior.
» Es demasiado dejado, no tiene prisa por hacer casi nada y siempre acaba distrayéndose de lo importante.

Otros Datos

Pertenencias: (Solo tres objetos)
» Una rasta que su madre se cortó cuando les separaron a los 11 años y tuvo que mudarse a casa de sus abuelos.
» Un ejemplar de “El Principito” que se ha leído infinidad de veces ya.
» Una lista con los posibles candidatos de la comuna de su madre a ser su padre.

Enfermedades, Miedos y Manías: (Mínimo un miedo y una manía)
» De vez en cuando le dan vértigos, normalmente cuando descansa poco. La cabeza le da vueltas y es incapaz de ponerse de pie.
» Tiene miedo a las historias de aliens y OVNIs, no soporta escucharlas a su alrededor, se pone nervioso y acaba por irse del lugar en el que lo estén contando.
» Le gusta tomarse los cereales sin leche, directos de la caja.
» Necesita dormir abrazado a algo, si es en compañía mejor, en la comuna era una práctica común.

Habilidades: (Mínimo tres)
» Sabe tocar el ukelele, aunque se cargó el que tenía hace un año cuando, haciendo el tonto, terminó cayendo sobre él.
» Es capaz de dar una voltereta hacia atrás. Curiosamente, hacia adelante se le da peor.
» Se le da muy bien la papiroflexia, aprovecha los papeles que ya no sirven para hacer figuras y regalarlas a la gente.

¿Sabías que...?: (Curiosidades sobre el personaje)
» Sus amigos le llaman Benny.
» Es vegano desde que tiene uso de razón aunque es ahora cuando más estricto se ha vuelto, algo que tampoco es demasiado fácil en un internado.
» No sabe nadar.
» Suele llevar siempre el uniforme mal colocado, con la camisa por fuera del pantalón.


Publicado por Benjamin Lewis el Miér Ago 17, 2016 1:00 pm
avatar
quinto curso
Benny
36
74
Dylan Sprayberry
Relaja la raja.
quinto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1366-lewis-benjamin

Ficha Aceptada

▲ Bienvenido a Whispers in the Dark.
▲ Tu número de habitación es 303.
▲ Puedes realizar el registro obligatorio, relaciones y cronologías.
Publicado por Alfred M. Motka el Miér Ago 17, 2016 1:30 pm
avatar
personaje no jugable
Alfred
213
-491
Gary Oldman
El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio y el odio lleva al sufrimiento.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.