Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Mini Trama ▲ Alma y Jack

Ambientación

Espacio: Sala de Objetos Perdidos.
Tiempo: 03 de mayo, Por la tarde.
Clima: Bajas temperaturas, vientos fuertes.
Participantes: Alma García y Jack A. Hudson.

La sala donde se acumulan los objetos que los alumnos pierden está completamente vacía. Tampoco parece que el personal de limpieza haya pasado por allí en los últimos días, ya que sobre las mesas y estanterías se acumula una fina capa de polvo. Algunos dirían que lo acontecido en Dunkelheit ha conseguido que los alumnos olviden ese lugar.

O eso parece hasta que diriges tu mirada a una esquina, donde hay un enorme fichero metálico. Uno de los cajones está a medio cerrar. Quien lo abrió por última vez parece que iba con prisa.
Publicado por Víctor E. Hempstead el Lun Ago 08, 2016 1:53 pm
avatar
personaje no jugable
Víctor
227
-52
Chad Michael Murray
No te conformes con lo que tienes. No te conformes con lo que necesitas. Lucha y obtiene lo que mereces.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario
El cuello lo tenía desnudo. Cuando había alcanzado hacia éste, esperando sentir el frío del metal en sus dedos, sólo se encontró con lo cálida de su piel. Recorrió su clavícula, palpó cada uno de sus bolsillos y buscó en cada rincón de su habitación. Hasta se fijó dentro del horno en la cocina. Todo en vano. Sin embargo, aún quedaba un lugar que hace muchísimo tiempo no había visitado y desesperada salió hacia allí. No podía estar sin su collar, sobre todo en aquellos tiempos de turbulencias, donde sus manos estaban constantemente inquietas y su mente le pedía a gritos la calma que le brindaba el objeto.

Entró cautelosamente, dejando la puerta apenas abierta, ya recorriendo el cuarto con ojos frenéticos. El viento contra las ventanas provocaba un ruido que sobre exaltaba a Alma. Entre cajas, objetos desparramados y estanterías, un leve brillo metálico llamó su atención. Exhaló aliviada al encontrar el collar con su respectivo anillo de plata en él. No obstante, habiendo dado tres pasos hacia la puerta, divisa el cajón medio abierto de un fichero. Se acercó a él, la curiosidad ganando lo mejor de sí misma, ambas manos primero, como precaución —porque alerta estaba siempre desde que vio los cadáveres—. Apenas había logrado abrir un poco más el cajón con sus dedos cuando un ruido detrás la interrumpió. Por la madre de Dios. . Se dio vuelta con rapidez, el corazón latiéndole a mil, sin querer dejando caer el collar de su mano derecha, la contraria posada en su pecho.

OFF ROL:
Letra en cursiva = Alma hablando en su lengua materna (español).

Puedo editar el post si decides entrar de otra manera, capaz sin hacerte escuchar, si lo preferís. Sólo avísame por MP.
Publicado por Invitado el Mar Ago 09, 2016 12:25 pm
avatar
Invitado
Ansiedad. Eso es lo que sentí esa mañana cuando al abrir mi mochila descubrí que mi cuaderno no estaba dentro. Ansiedad.
Pasé varias horas revisando cada rincón del internado que había pisado el día anterior para comprobar si lo había olvidado por error. No era propio de mí y lo dudaba mucho, pero no se me ocurrió otra opción. Incluso me salté la hora del almuerzo porque estaba más ocupado revisando cada mesa de la biblioteca. Prefería sentir el rugido de mis tripas que la vergüenza que me causaría que alguien leyese mis escritos. A pesar de que siempre habían sido muy íntimos los últimos sucesos del internado habían logrado que plasmase en las hojas de mi libreta todos mis pensamientos sin pulir; en bruto y sacados de lo más profundo de mi ser. Maldita sea, si alguien lo encontraba antes que yo estaría condenado.

A media tarde, ya desesperado y con el corazón en un puño, opté por acudir a la habitación en la que el personal dejaba los objetos perdidos. Esa hubiera sido la mejor opción desde el principio para una persona normal, pero la ansiedad mezclada con nerviosismo y mono de nicotina no me dejaba pensar claramente. Como no imaginé que hubiera alguien más en el lugar abrí la puerta de golpe y entré corriendo, dejando atrás la educación que supuestamente me definía. El golpe de la madera al chocar contra la pared retumbó en toda la estancia, aunque la voz de la mujer que ya estaba dentro fue la que consiguió frenar mis pasos. Me quedé parado junto a una de las estanterías, tan apurado que no sabía cómo actuar a continuación. Odiaba perder los papeles delante de los adultos -la integridad que trataba de desprender siempre me lo impedía-, así que la sensación de angustia se volvió aún mayor.
Mis ojos se perdieron en un punto al azar encima de su cabeza mientras intentaba idear una excusa válida que me sacase de aquel embrollo. No lo conseguí.

Disculpe, no sabía que había otra persona aquí. No era mi intención asustarla. —apunté atropelladamente al poco tiempo. Incluso agaché la cabeza un par de veces como forma de ampliar mi justificación. —¿Ha visto un cuaderno negro de tapa dura? Ando buscándolo.

Cuando su collar cayó al suelo se produjo un escueto ruido metálico que me hizo bajar la mirada hasta sus pies. Volví a recuperar la movilidad para acercarme hasta ella y recogerlo. Luego se lo tendí murmurando un “disculpe”. En ese momento eché un vistazo al cajón que ella acababa de abrir por pura inercia, aunque no hice ni siquiera el ademán de abrirlo más. Quizá mi cuaderno estaba dentro. Es lógico que guarden libretas, libros y objetos similares en un fichero, ¿no?

Ojalá. Más te vale que sea así por tu propio bien, Jack.
Publicado por Jack A. Hudson el Mar Ago 09, 2016 5:18 pm



Run, you clever boy, and remember:



Before...




After...


avatar
sexto curso
Jack
424
478
Amadeus Serafini
I know I could have been a better man. I always had to have the upper hand. I’m struggling to see the better side of me but I can’t. Take all your jabs and taunts. You’re pointing out my every fault and you wonder why I walked away.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t241-hudson-john-jack-
Narración

El fichero está lleno de papeles, como es normal. Papeles y cuadernos antiguos que los alumnos olvidaron en baños, aulas y dormitorios antes de volver a casa. Sin embargo, si rebuscas a conciencia entre los cuadernos encontrarás una carpeta; una carpeta de anillas, de cartón de color azul y con el nombre de Ophelia grabado.
Publicado por M. Yvette Gunnhild el Mar Ago 09, 2016 5:25 pm
avatar
personaje no jugable
Yvette
188
-43
Nina Hoss
No importa que tan rápido viaje la luz, siempre va a encontrar que la oscuridad ha llegado primero, y la esta esperando.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario
Está bien, está bien. . murmuró más calmada, luego de un suspiro profundo.  Agradecía que fuera un alumno y no… ella.  No lo vi, pero puedo ayudarte a buscarlo encantada. . dijo con una pequeña sonrisa. Sus manos, ligeramente temblorosas, abrieron por completo el cajón del fichero, aunque la acción del muchacho la interrumpió. De inmediato, enganchó el collar en su cuello, sólo ensanchando su sonrisa en respuesta a su disculpa. El leve peso contra su pecho parecía asegurarla a Alma, disminuía esa paranoia que rondaba su cabeza desde el accidente y le facilitaba fingir que estaba bien.  Claramente no lo estaba, notándose en la rápida acción de sus manos, vaciando el cajón sobre el propio fichero. La mayoría de las hojas cayeron al suelo, ella estaba segura de que no servían, mientras que los cuadernos, por más que tuvieran diferente color de tapa que negro, permanecían a vista del chico. Capaz es alguno de esos. Si soy sincera, no creo que estén en otro lado.

Y se congeló cuando su vista cayó en la carpeta entre sus manos. El nombre destacaba por más sencillo sea el objeto. Inmediatamente, se aceleraron las maquinarias de su cerebro. Intentaba recordar si había visto a la profesora, alguna vez, con lo encontrado. Había reprimido la mayoría de esas tortuosas memorias sobre la profesora porque, por más que no la conoció a fondo, sus acciones la habían perseguido en sus pesadillas —y aún seguían, a veces, mezclándose con otras caras—. Curiosidad la impulsó a abrirla, aunque miraba al alumno, debatiendo en su cabeza si dejarlo ver dicha carpeta o no. ¿La conocías, no? . terminó preguntando, estúpidamente creyó, luego señalando el nombre de la tapa. No se animó a mirar el interior, lo que sea que escondiera, —tenía el presentimiento que sería malo o la dejaría con dudas— por eso se enfocó en él.
Publicado por Invitado el Jue Ago 11, 2016 6:22 pm
avatar
Invitado
Cuando Alma terminó de abrir el cajón un simple barrido al interior del cajón me demostró que estaba hasta los topes de cuadernos, libros y otros objetos similares. Me dispuse a sacar algunos pero se adelantó, así que esperé muy quieto junto a ella, dispuesto a no causar más molestias. Mientras caían los cuadernos, hojas y demás libros sobre el fichero incluso recé en silencio para que el mío estuviese ahí. También recé para que no. En realidad no me apetecía que la mujer lo encontrase primero por si lo abría y leía de pasada algunas de las cosas que escribía en él, pero tampoco era nadie para detenerla. Si se tratara de un alumno las cosas hubieran cambiado. A un adulto jamás le llevaba la contraria.

No hace falta, de verdad. Puedo buscarlo solo. No quiero que se tome molestias por culpa de mi mala cabeza. —empecé a decir con el mismo tono educado que había utilizado en mi disculpa, un poco nervioso por si aparecía el cuaderno de tapa negra y no era el primero en tomarlo, aunque mis palabras se cortaron bruscamente en cuanto leí el nombre escrito en la carpeta que ella seleccionó del montón. Al momento noté un nudo en mi garganta que impidió que pasase la saliva, e incluso sentí que me faltaba el aire. Aquel hallazgo se me antojaba cuanto menos inadecuado. Incluso morboso, si me apuras. La profesora Ophelia había tenido una muerte horrible pocas semanas atrás, así que encontrar un objeto suyo removió todos los recuerdos retorcidos de aquel día.

Y eso que yo no había visto su cadáver. El suyo no. El hallazgo del niño muerto en la fosa que excavamos en el cementerio forma parte de otra historia.

Escuché su pregunta de pasada y tuve que carraspear antes de responderle; lo necesitaba para salir de mi ensimismamiento repentino y no perder el control de mi mente. Una parte de mí deseaba ver su interior y saciar la curiosidad morbosa que todos tenemos en ese tipo de situaciones. La otra no. Esa me gritaba que me fuera a buscar mi cuaderno en otro lado.
Sí, exactamente las mismas partes que escasos minutos atrás se debatían si querer encontrar el cuaderno ahí o no.

Sí, era mi profesora de Química. Creo que... Que esto no debería estar aquí. Podríamos dejarlo con el resto de sus cosas, o entregárselo al señor Downer o a la profesora Turkell. Ella no querría que algo personal suyo estuviera al alcance de cualquiera en un sitio como este. —comenté encogiendo ligeramente los hombros. Mencioné esos dos nombres por inercia, ya que ellos habían sido elegidos como los líderes del internado mientras la situación no mejorase. No tenía idea de si sabrían qué hacer con aquella carpeta o no, pero desde luego que estaría mejor con ellos que dentro de un fichero en un sitio tan público.

Notaba las palmas de mis manos sudorosas. Por Zeus, no estaba preparado para tomar ese tipo de decisiones.
Publicado por Jack A. Hudson el Lun Ago 15, 2016 4:08 pm



Run, you clever boy, and remember:



Before...




After...


avatar
sexto curso
Jack
424
478
Amadeus Serafini
I know I could have been a better man. I always had to have the upper hand. I’m struggling to see the better side of me but I can’t. Take all your jabs and taunts. You’re pointing out my every fault and you wonder why I walked away.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t241-hudson-john-jack-
Narración

La carpeta cede sin problemas. Dentro hay un montón de dibujos; dibujos realizados en blanco, negro y rojo que no casan con el estilo dulce que la profesora transmitía mientras tenía vida. En ellos aparecen personas como Alina, Georgia, Halsey, Nick, Austin, Bo, Calliope, Cassiopeia, Víctor, Alfred, Carol, Wesley... Hay un dibujo de cada uno de los fallecidos. Lo más escabroso del asunto es que en las láminas aparecen retratados muertos: ahorcados, con disparos en la cabeza, partidos por la mitad... Exactamente están dibujados de la forma en que murieron.

Si te fijas en la esquina superior verás unos números. Están numerados en el orden en el que murieron, aunque resulta raro comprobar las fechas que aparecen detrás de las hojas: todos son de enero o de febrero.
Publicado por Víctor E. Hempstead el Lun Ago 15, 2016 5:37 pm
avatar
personaje no jugable
Víctor
227
-52
Chad Michael Murray
No te conformes con lo que tienes. No te conformes con lo que necesitas. Lucha y obtiene lo que mereces.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario
La fina capa de sudor que recubría la palma de mis manos terminó jugándomela: la carpeta de Ophelia resbaló hasta terminar en el suelo. Aunque intenté recogerla agitando las manos, no lo logré, pues mis reflejos siempre han sido terribles. Agaché la cabeza para disculparme con aquella mujer por mi torpeza, y entonces lo vi: estaba abierta.

Quizá debería haberme ido en ese mismo momento. Tenía asuntos más importantes que atender, como rascarme la tripa y buscar mi cuaderno. Pero terminé agachándome y recogiendo los dibujos. El primer vistazo revolvió mis tripas, dejándome boquiabierto. Literalmente, me caí de culo, quedando sentado. Con los ojos como platos fui pasando las hojas, recorriendo con la mirada cada una de aquellas morbosas trazas que sólo una mente enfermiza podía haber creado.
Ophelia… Nunca habría sospechado de mi profesora de Química. ¡Si me parecía incluso tonta!

Esto… Esto no se puede decir que sea poesía o arte. Esto es… Ophelia está muerta, ¿cómo puede saber…? —escogí los dibujos de Víctor y Alfred para girarlos hacia Alma. La pelirroja había muerto antes de que sus cadáveres apareciesen en el salón. Llámame idiota, pero ella no conocer por ciencia infusa que los directivos iban a morir. Mucho menos, la forma. Si fuera así tendríamos que canonizarla y convertirla en la nueva Jesucristo.

La idea inicial que había tenido volvió a brillar en mi mente. La carpeta no podía quedar allí, al alcance de cualquiera. Lo único que nos faltaba era que el terror colectivo se acentuase por culpa de una muerta. Sabía en qué manos los dibujos estarían a salvo. Si fuera a morir, desde luego que lo escogería a él para guardar mi cuaderno.
Si al final lograba encontrarlo, claro.

Guardé apresuradamente las hojas de nuevo en la carpeta y me puse en pie. Me costó, pues usé mis manos como apoyo y por culpa del sudor caí de culo de nuevo. Patético, Jack. Comenté a Alma por lo bajo lo que pretendía hacer con la carpeta y,  sinceramente, no me importó que se negase. Ni siquiera la escuché para saber si estaba de acuerdo, ya que me giré y corrí hacia la puerta antes de que pudiera abrir la boca.
Velocidad impulsada por la locura de Jack. Ya estás familiarizado con ella, seguro.
Publicado por Jack A. Hudson el Jue Sep 08, 2016 6:47 am



Run, you clever boy, and remember:



Before...




After...


avatar
sexto curso
Jack
424
478
Amadeus Serafini
I know I could have been a better man. I always had to have the upper hand. I’m struggling to see the better side of me but I can’t. Take all your jabs and taunts. You’re pointing out my every fault and you wonder why I walked away.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t241-hudson-john-jack-
Publicado por Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.