Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Hit it [Fb] - Cassiopeia I. Rhomer

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Recuerdo del primer mensaje :

Esto es una mala, malísima idea, pensaba mientras salía por la puerta principal de Dunkelheit con ropa  deportiva. No iba a mi práctica de atletismo, tampoco iba vestida así por teatro, y no pensaba trotar por elbosque para mejorar mi resistencia. Aún puedo dar la vuelta, meterme a la cama y fingir que me he quedado dormida, me decía a mí misma, pero por alguna razón mis pies seguían avanzando con paso decidido. Sabía que no podía acobardarme ahora, cuando yo misma le había propuesto a Cassie que me ayudara con mi pequeño problema. Debiste haber pensado que era una mala idea antes de abrir la boca, Delilah.

El verano estaba por llegar y las clases por terminar. Aún era temprano, pero el sol brillaba tanto como puede brillar por la mañana en Escocia. Me consolé diciéndome a mí misma que la clase de soccer no podía durar tanto con este calor, aunque en el fondo sabía que eso no detendría a mi mentora.Comencé a hacerme una coleta mientras caminaba, la deshice un par de veces y finalmente quedó tan perfecta que ya no tenía excusas para volverla a deshacer. Después noté que los cordones de uno de mis tenis estaba por desatarse, y me incliné para anudarlo firmemente.

Estaba nerviosa y buscaba cualquier excusa para retrasarlo; el problema era que mientras más nerviosa estaba, más me movía, así que llegué a las canchas de soccer mucho antes de lo que esperaba. Podría ocultarme detrás de las gradas. Me quedé de pie detrás de la línea que marcaba el inicio de la cancha sin  atreverme a pisar el otro lado. Era bastante grande, no entendía cómo podían correr por ahí con una pelota sin olvidar hacia qué lado debían tirar. Las porterías parecían enormes, pero luego recordé que los porteros debían evitar que el balón entrara arriesgándose a ser golpeados por ella, y entonces me pareció muy pequeña.

Noté entonces que Cassie se acercaba hacia mí desde media cancha, y sin pensarlo di un paso atrás, alejándome de la línea –Hola – saludé con una sonrisa un poco forzada; estaba nerviosa, pero al final del día ella seguía siendo Cassie –¿Sabes que correr sobre césped puede ocasionar lesiones en las rodillas? Lo leí hace un par de semanas en una revista de atletismo – una revista que llevaba años en la mesita del hall de entrada, de una línea editorial que no consideraba precisamente respetable. Ya comenzaba a dar otro paso atrás, pero paré en seco y coloqué los pies donde los tenía antes. Ya basta. Delilah O'Rilley no es una cobarde.
Publicado por Delilah O'Rilley el Sáb Jun 25, 2016 2:24 pm
avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah

Las indicaciones de Cassiopeia sonaban lejanas, como si me encontrara bajo el agua y ella, desde la superficie, me dijera algo sobre las manos y evitar que me diera en el rostro. Incluso los relámpagos se escuchaban apagados, y miraba a la antes portera como si se encontrara muy lejos de mí. Lo único que veía con aguda nitidez era el balón, como si fuera lo único real en la cancha. Tragué saliva. Mis manos dejaron de temblar, pero sentí las palmas húmedas del sudor nervioso por la adrenalina, misma que me aceleraba el pulso y me hacía escuchar con fuerza cada latido de mi corazón. Si alguien pudiera meterse en mi piel en ese momento pensaría que me estaba jugando la final de la copa del mundo en un penalti en tiempos extra.

El balón se encontraba sobre el césped, Cassie se incorporaba y echaba una pierna atrás, después la otra y la primera una vez más. Tomó impulso, y como en cámara lenta la vi impactar el balón con el empeine del pie. Pensé que por una vez en mi vida podía darme el lujo de ser una cobarde, de quedarme plantada en mitad de la portería cubriéndome la cabeza con los brazos en lugar de ir en pos del balón y atajarlo antes de que cruzara la línea. De hacerlo no perdería nada, nadie sufriría por mi tremendo fallo. Ni siquiera se trataba de un juego amistoso, una apuesta o un ajuste de cuentas. Cassie y yo no estábamos compitiendo, así que si yo no detenía el balón no sufriría humillaciones ni reproches. Únicamente yo me reprocharía el haberme quedado plantada mientras el balón pasaba rodando a mi lado. No, pensé en el último segundo, y estiré la pierna para detenerlo.

Pero había tardado un segundo más de la cuenta, y el balón entró en la portería rozando la punta de mi Nike izquierdo, más apto para correr en pista que para patear pelotas. Perdí el equilibrio, pero sabía cómo meter las manos y doblar las rodillas para evitar golpes y torceduras, amén de las prácticas de atletismo. Pero era un gol, limpio y perfecto. Me levanté sin mucha dificultad y me sacudí las manos –Una vez más – grité para que Cassie me escuchara mientras recogía el balón de lo más profundo de la red. Me aparté un mechón de la cara y volví a colocarme en el centro de la portería. Sólo no lo pienses, Delilah, me dije, recordando lo bien que lo había hecho al eliminar las reflexiones innecesarias sobre lo mucho que un balonazo podría doler. –Estoy lista – grit´´e de nuevo.No pienses y todo estará bien.
Publicado por Delilah O'Rilley el Dom Sep 18, 2016 7:46 pm


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Veía a Delilah desde su lugar, ¿Y si la golpeaba en el rostro y la noqueaba? Bueno no estaba apuntando exactamente a ella, pero ¿si a la ojiazul le daba por ir tras el balón y todo salía mal?, ni modo, ya se vería corriendo al internado a buscar a alguien que la ayudara, o arrastrando a la mayor por las canchas, o mejor echándole agua desde el bebedero cercano para despertarla, aunque si la noqueaba eso no iba a servir de nada. Suspiró, ya no podía arrepentirse, tampoco iba a dejar de hacerlo, ya estaba haciendo el movimiento para lograr el tiro.

Su pie toca el balón y este sale rápidamente hacia la portería, cree que Delilah se va a quedar tiesa y no hará nada, pero la otra chica se mueve llevándole la contraria, aunque solo logra rozar el balón con el zapato, no puede evitar sonreír por el buen gol, aunque no debería valer ya que su contrincante no sabe nada de soccer — ¡Gol para la Rohmer! — Dice divertida, no pudiendo evitar bromear de igual manera, sobre todo porque Delilah le grita que lo intenten de nuevo y ve la determinación en su rostro, cosa que le mejora el humor, mientras la ve devolverle el balón desde su distancia.

Lo recibe y lo acomoda nuevamente, le asiente a Delilah diciéndole que allí va con ese gesto — ¡Lista! — Le advierte, escuchando su respuesta y vuelve a ponerse en posición, para lanzarle nuevamente el balón, cambiando ahora un poco el tiro, esperando que realmente todo lo que pensó al hacer el lanzamiento anterior no suceda ahora, ya que su amiga si quería ir tras el balón, todo se arruinaría y la morena terminaría con su miedo a sr golpeada por un balón mil veces aumentado, y todo por su torpeza, o por su intento de terapia barato, en vez de haberle pedido al Doc que la ayudara en alguna de sus terapias, por muy escalofriantes que fueran.
Publicado por Cassiopeia I. Rohmer el Vie Sep 23, 2016 6:48 pm




and now, i don't have nothing to lose:
avatar
desaparecido
Cassie
121
168
Hailee Stanfield
la locura es un cierto placer que solo pocos conocemos
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t928-rohmer-dakovic-ca
Publicado por Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.