Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Hit it [Fb] - Cassiopeia I. Rhomer

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Esto es una mala, malísima idea, pensaba mientras salía por la puerta principal de Dunkelheit con ropa  deportiva. No iba a mi práctica de atletismo, tampoco iba vestida así por teatro, y no pensaba trotar por elbosque para mejorar mi resistencia. Aún puedo dar la vuelta, meterme a la cama y fingir que me he quedado dormida, me decía a mí misma, pero por alguna razón mis pies seguían avanzando con paso decidido. Sabía que no podía acobardarme ahora, cuando yo misma le había propuesto a Cassie que me ayudara con mi pequeño problema. Debiste haber pensado que era una mala idea antes de abrir la boca, Delilah.

El verano estaba por llegar y las clases por terminar. Aún era temprano, pero el sol brillaba tanto como puede brillar por la mañana en Escocia. Me consolé diciéndome a mí misma que la clase de soccer no podía durar tanto con este calor, aunque en el fondo sabía que eso no detendría a mi mentora.Comencé a hacerme una coleta mientras caminaba, la deshice un par de veces y finalmente quedó tan perfecta que ya no tenía excusas para volverla a deshacer. Después noté que los cordones de uno de mis tenis estaba por desatarse, y me incliné para anudarlo firmemente.

Estaba nerviosa y buscaba cualquier excusa para retrasarlo; el problema era que mientras más nerviosa estaba, más me movía, así que llegué a las canchas de soccer mucho antes de lo que esperaba. Podría ocultarme detrás de las gradas. Me quedé de pie detrás de la línea que marcaba el inicio de la cancha sin  atreverme a pisar el otro lado. Era bastante grande, no entendía cómo podían correr por ahí con una pelota sin olvidar hacia qué lado debían tirar. Las porterías parecían enormes, pero luego recordé que los porteros debían evitar que el balón entrara arriesgándose a ser golpeados por ella, y entonces me pareció muy pequeña.

Noté entonces que Cassie se acercaba hacia mí desde media cancha, y sin pensarlo di un paso atrás, alejándome de la línea –Hola – saludé con una sonrisa un poco forzada; estaba nerviosa, pero al final del día ella seguía siendo Cassie –¿Sabes que correr sobre césped puede ocasionar lesiones en las rodillas? Lo leí hace un par de semanas en una revista de atletismo – una revista que llevaba años en la mesita del hall de entrada, de una línea editorial que no consideraba precisamente respetable. Ya comenzaba a dar otro paso atrás, pero paré en seco y coloqué los pies donde los tenía antes. Ya basta. Delilah O'Rilley no es una cobarde.
Publicado por Delilah O'Rilley el Sáb Jun 25, 2016 2:24 pm
avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Mediados de Junio de 2015

La morena había tenido práctica de soccer ese día, no había sido tan cansado como usualmente y había estado a cargo del capitán, sin el profesor a cargo del mismo, por eso la ojimarrón suponía que había sido un poco más tranquila y llevadera la práctica normalmente al terminar la misma ayudaba a guardar todo y luego se iba a su habitación a ducharse, yéndose junto a los amigos que tenía dentro del equipo, pero ese día no lo había hecho, se despidió de Nate y Carol diciéndoles que los vería luego ya que se quedaría esperando en la cancha, ¿Por qué del cambio de rutina? Pues Cassiopeia había quedado con Delilah en encontrarse allí luego de que la menor terminara la práctica.

Ambas se había conocido un par de años atrás mientras veían desde las gradas las prácticas de Lacrosse, deporte que jugaban Callie, Isak y Gru y por lo tanto a quienes iba a ver, rápidamente habían congeniado por sus personalidades parecidas, aunque estuvieran en diferentes años y de allí había surgido la amistad. En esos días se había enterado del raro miedo, o bueno para ella no lo era tanto, pero para muchos sí, de la castaña: Temía a que le golpearan con balones o pelotas. Cosa que explicaba claramente porque estaba en atletismo. Por lo que Cass le había dicho que podía ayudarla a perder ese miedo o sobrellevarlo un poco, teniendo en cuenta su propia fobia. — ¡Deli¡ — La saludó con un gran sonrisa, viendo su nerviosismo y obviándolo para que la chica no se sintiera presionada — Si eso fuera cierto mis rodillas ya estuvieran destruidas — Le respondió riendo, el soccer se jugaba en una cancha de césped, y todos tenían las rodillas en muy buen estado — Así que, ¿Preparada? — Le preguntó yendo a buscar la pelota, la cual había pedido prestada para usar fuera de tiempo, así podía hacer lo que haría con su amiga.
Publicado por Cassiopeia I. Rohmer el Sáb Jun 25, 2016 3:03 pm




and now, i don't have nothing to lose:
avatar
desaparecido
Cassie
121
168
Hailee Stanfield
la locura es un cierto placer que solo pocos conocemos
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t928-rohmer-dakovic-ca
Pero claro que Cassie tenía una respuesta razonable para evitar mi excusa —Sí, no era una revista muy buena — respondí en voz baja mientras la veía ir por la pelota. Eché otro vistazo a la  cancha y me pregunté por qué a la gente le podía gustar tanto ese deporte en el que la pelota era el centro de atención. Poniéndolo así, el soccer sonaba ridículo; pero yo me sentía aún más ridícula por no ser capaz de plantarme ahí dentro y darle una buena patada al balón.

Cassie me preguntó si estaba preparada y tuve que morderme la lengua para evitar darle una respuesta sarcástica: ella sólo intentaba ayudarme. En lugar de eso miré la pelota, respiré profundo y di un paso al frente, cruzando la línea que marca el límite de la cancha —Estoy lista — dije con voz firme y caminé hacia ella sobre el césped, notando que mis rodillas no se quejaban ni un poco. A decir verdad, no era tan malo como había pensado. Siempre había evitado ese lugar, inconscientemente me alejaba del campo de soccer y me desviaba como si se tratara de un obstáculo insalvable.

—¿Cómo lo haces, Cassie? — pregunté mirando el balón que la chica llevaba en las manos —¿Cómo haces para no salir corriendo en cuanto la pelota viene hacia ti? — y es que debía apagar sus reflejos o algo por el estilo para poder quedarse ahí plantada y esperar a que esa cosa se le estampara en la cara sin poder hacer nada al respecto. Claro, yo entendía que ella en realidad se colocaba para recibir la pelota de manera correcta y cabeceaba, la recibía con el hombro o con la pierna, y después la pateaba enviándola hacia el lugar que quisiera. Pero eso no explicaba el misterio de cómo anulaba su más básicos instintos de supervivencia.
Publicado por Delilah O'Rilley el Lun Jun 27, 2016 11:17 pm


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Volvió donde la otra morena con la pelota de soccer en la mano, esa pelota que conocía tan bien desde que había entrado al internado. Al mirar la cara de su amiga trato de no sonreír nuevamente no fuera a tomárselo como una burla y era lo menos que necesitaba en ese momento, Delilah necesitaba apoyo y no apenarse más, pero no podía dejar de parecerle en parte divertida toda la situación y la sensación de horror que estaba sintiendo venir de la mayor. Espero su respuesta para comenzar, la misma le dijo que sí, aunque Cassiopeia vio la indecisión pelear en sus ojos antes de aceptarlo. No la obligaría a nada y la dejaría ir a su ritmo, tampoco la idea era presionarla.

Caminó hacia el medio de la cancha, a cierta distancia de la portería, haciéndole señas a la ojiazul para que la siguiera, se quedó pensando por unos momentos la respuesta a la pregunta de la chica, si le había pasado, cuando volvieron del encierro, no quería sentir de nuevo ningún tipo de dolor, el primer año de prácticas le costó muchísimo todo aquello, pero poco a poco lo logró y ahora básicamente mientras juega su fobia no aparece, no por completo. — Me costó mucho acostumbrarme, también ayudo mucho (Según Motka), el hecho de que jugara el deporte desde pequeña, nuestros músculos tienen memoria, así que mi cuerpo sabía como moverse para no recibir mayor daño — Se encogió de hombros, aunque no le gustara el hombre siempre había tenido razón respecto a cosas médicas y de la cabeza – Entonces la idea que tengo es que primero te familiarices con el balón — Alzó el balón en sus manos mostrándoselo — Patearas a la portería y yo defenderé, cuando te sientas en confianza con el mismo, cambiaremos lugares, pero siempre a tu ritmo ¿Qué te parece? —.
Publicado por Cassiopeia I. Rohmer el Sáb Jul 02, 2016 6:54 pm




and now, i don't have nothing to lose:
avatar
desaparecido
Cassie
121
168
Hailee Stanfield
la locura es un cierto placer que solo pocos conocemos
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t928-rohmer-dakovic-ca
La respuesta de Cassieopeia me dejó un poco desconcertada. A veces olvidaba que ella también tenía miedos, siempre parecía tan tranquila que daba la impresión de que nada la asustaba. Sin embargo, no creía que eso fuera a ayudarme a mí con mi pequeño problema. No al menos hasta que ella lo explicó, evitando que comenzara a  quejarme sobre lo inútiles que podían ser para mí los consejos de Motka.

Cuando levantó el balón me incliné un poco hacia atrás sin pensarlo; me era muy difícil evitar esa reacción, como si se tratara de un reflejo que no podía controlar. Me sentí bastante tonta, claramente Cassie no iba a lanzármelo de la nada sabiendo que sólo saldría corriendo a ponerme a cubierto. Y que no volvería a confiar en ella, por supuesto –Bueno, parece que mis músculos también saben cómo moverse – comenté intentando sonreír. En realidad dudaba que mi pánico al ver un balón que está a punto de estamparse en mi cara fuera memoria muscular, pero me hacía sentir mejor pensar que se trataba de algo más que simple y pura cobardía.

Me gusta la propuesta de Cassiopeia, excepto por la parte en que soy yo quien defiende  la portería  –Claro, me parece bien – respondí a pesar de mis reservas; ¿quién sabe? Tal  vez su plan sí que funcionaba y terminaba convirtiéndome en toda una cazadora de pelotas. El balón seguía en sus manos, así que lo tomé para que notara que estaba lista para intentarlo. Resultó extrañamente reconfortante ser yo quien lo tenía a su resguardo; como si se tratase de un arma peligrosa y mortal y yo pudiera evitar que acabara en las manos equivocadas. Ciertamente no iba a darme un balonazo a mí misma. Era físicamente imposible, ¿cierto?

–Entonces tú en la portería y yo en la... – no sabía cuál era el nombre del sitio desde donde se tiraban los penaltis –... ahí – señalé al punto marcado con blanco. Caminé hacia él con la pelota entre las palmas de mis manos, y lo coloqué sobre el césped cuidando que no rodara hacia ningún lado –¿Lista? – era momento de tirar, de tener el control, de tomar al toro por los cuernos. De ser yo quien pateaba la pelota. Di medio paso atrás, doblé a pierna, la empujé hacia adelante, y el balón rodó hacia la portería para detenerse a un par de metros de la línea de gol. Solté una carcajada –Creo que acabo de entrar en el top 10 de los penales más patéticos de la historia.
Publicado por Delilah O'Rilley el Lun Jul 11, 2016 5:02 pm


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Sonrió un poco al verla alejarse del balón, no debía reírse en especial porque su miedo no era de risa, había pasado por eso muchas veces con la misma Rose y con ella no se había reído ni había tenido ganas alguna, pero bueno su querida amiga castaña clara tenía ese aura frágil en ella y Delilah se veía mucho más fuerte e independiente que la ojiazul mayor. Además era normal que su cuerpo pensara en alejarse de algo que su mente estaba completamente segura de que le haría daño, y si era de manera completamente inconsciente mucho más.

Asintió viendo que entendía y aceptaba el plan, no era la gran cosa y de verdad esperaba que la ayudara, no era psicóloga ni nada por el estilo, solo estaba pensando un poco en como ella misma se había sentido y que la había ayudado, por lo que lógicamente trataba de ayudar a la otra de la misma manera, esperaba realmente que funcionara.

Se alejó de Delilah y fue a la portería, ella normalmente no tomaba ese puesto pues no había lugar peor para recibir golpes como ese lugar, claro que había llegado a practicar por puro ocio con alguno de sus amigos u otros miembros del equipo para ayudarlos, pero normalmente estaba en el lugar donde se estaba poniendo la morena y se iba tranquilizando también a ella misma mentalmente, como hacía siempre que sabía que iba a recibir algún golpe, cosa que pasaba siempre que iba a jugar con el balón que la mayor estaba sosteniendo en ese momento y que preparaba para lanzarle.

Se preparó lista para recibir el gol y pararlo de la mejor manera, vio a Delilah dar un paso atrás, agarrar impulso y patear, para luego ver la pelota rodar sin mucha fuerza y detenerse a unos centímetros de la portería casi a sus pies. Acompañó un poco a la otra en su risa sin poder evitarlo, la situación era graciosa y la risa de la ojiazul era contagiosa, pero bueno, no todos eran buenos en ese deporte, menos siendo la primera vez que lo hacía y temiéndole al pobre e inocente balón. — En verano tendremos que llamar al libro Guinness para que te agreguen — No pudo evitar bromear, feliz de que la joven no se hubiera inhibido por su falla — Vamos Deli dale con más ganas, te prometo que no me lastimaras — Agarró el balón y se lo acercó poniéndoselo justo al frente, pareciéndole más prudente dárselo en vez de patearlo para pasárselo, no era momento para eso aún.
Publicado por Cassiopeia I. Rohmer el Sáb Jul 16, 2016 6:19 pm




and now, i don't have nothing to lose:
avatar
desaparecido
Cassie
121
168
Hailee Stanfield
la locura es un cierto placer que solo pocos conocemos
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t928-rohmer-dakovic-ca
Sabía que mi miedo era bastante irracional. Ni siquiera le temía a la sensación de adormecimiento seguida del intenso dolor que venía después del golpe, tampoco a las consecuencias irreparables (como perder un diente o romperme la nariz); no: simplemente le temía al golpe. La risa tonta y terrible tiro habían evidenciado mis nervios, Cassie debió haberlo notado. Por suerte también había tenido un efecto catártico, gracias a la risa me sentía un poco más relajada, con las piernas menos tensas y el nudo que comenzaba a formarse en la boca de mi estómago se aflojó de pronto. Tal vez no fue tan mala idea, después de todo.

Cassie intentó convencerme de que no la lastimaría para animarme a pegar más fuerte a la pelota cuando volviera a tirar. Tenía mis dudas sobre qué tanto de verdad había en sus palabras, pero asentí con la cabeza. Estaba muy agradecida por lo que hacía por mí, y no quería que pensara que todos sus esfuerzos eran en vano, así que no iba a rendirme sólo por un tiro demasiado flojo. Además, ya me sentía más preparada que la primera vez que había tirado – De acuerdo, Cassiopeia. Hagámoslo de nuevo – respondí con mayor seguridad.

Tomé el balón que me ofrecía  y lo giré en mis manos mientras ella se alejaba caminando, una vez hacia la portería. No parecía tan amenazador en ese momento, pero sabía las catástrofes que ese objeto tan liviano y suave podía ocasionar si se lanzaba con la fuerza necesaria. Miré hacia la portería Cassie tomaba una posición muy poco grata para ella (sobraba decir que también lo sería para mí), lo mejor que podía hacer para agradecer el gesto era volverlo sencillo para ella dándome prisa en tirar.

No podía ser tan difícil, después de todo tenía piernas fuertes gracias al atletismo, y mi equilibrio mejoraba con las clases de danza. Aquello no era nada del otro mundo, sólo patear el balón y hacerlo pasar por la portería, lo suficientemente lejos del centro para no darle a Cassie a media cara. Coloqué ese objeto del demonio sobre el césped, retrocedí un par de pasos, los avancé y tiré con fuerza hacia la izquierda de Cassie. Justo cuando mi pie tocó el balón un rayo se escuchó en algún lugar al este del internado. Bendito clima escocés.
Publicado por Delilah O'Rilley el Dom Ago 21, 2016 12:14 am


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Le sonrió dándole ánimo, viéndola acomodarse nuevamente para patear el balón hacía ella misma, ahora no necesitaba calmarse demasiado, aunque seguía tensa y debía recordarse que no le dolería tanto, no para alejarse del balón, porque la risa la había calmado un poco y le estaba haciendo fácil calmarse, también pudo ver que el reírse había ayudado un poco a Delilah, la veía un poco menos tensa, con un poco más de ganas y calma para seguir su intento de terapia y si eso era lo que iba a servir con ella, le haría bromas durante todo el entrenamiento para que la mayor se riera y lograra jugar con el balón sin temerle.

La vio prepararse, sabía que estaba discutiendo consigo misma mentalmente, más de una vez ella misma lo había hecho ante un entrenamiento, el miedo a no poder hacerlo bien siempre estaría presente, pero sabía que su amiga podía lograrlo así que se puso en posición esperando el balón. Delilah movió la pierna hacía atrás, tomando impulso y pateo, justo cuando lo hacía un rayo caía en algún lugar y el sonido estridente las llenaba. Cassiopeia había estado preparada para el balón para atraparlo, por lo que se movió a la izquierda tratando de que no entrara a la portería y logró darle un pequeño golpe desviándolo, además de que el sonido la había hecho brincar de más por el susto. Con esto el balón fue lejos de donde ellas estaban y la morena no se movió mucho a buscarlos, pendiente del cielo y luego de Deli — ¿Estas bien? — Preguntó, sintiendo su pecho acelerado por la situación, había sido horrible, escuchar un rayo estando en las canchas, no quería saber que tan cerca había caído para no sentirse peor — Tienes que seguir así, un par de veces más — La ánimo con una sonrisa para luego ir por el balón, olvidaría el rayo, hasta que no empezara a llover podían seguir con su juego, solo esperaba no atraer más de ellos a donde ambas estaban.
Publicado por Cassiopeia I. Rohmer el Lun Ago 22, 2016 5:20 pm




and now, i don't have nothing to lose:
avatar
desaparecido
Cassie
121
168
Hailee Stanfield
la locura es un cierto placer que solo pocos conocemos
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t928-rohmer-dakovic-ca
Cassie había detenido el balón antesde que cruzara la línea de gol. Me habría sorprendido que no lo hiciera, nunca fui una buena delantera, ni siquiera cuando era pequeña, inocente, y jamás había sido golpeada por un balón. En cuanto la portera paró el gol desvié la mirada hacia el cielo, pero era tarde: la luz es más rápida que el sonido, y el relámpago había desaparecido tiempo atrás.

Cassie también miraba al cielo, después cruzamos una mirada —Todo bien — dije por respuesta y le sonreí. Pronto fue en busca del balón, que estaba más cerca de ella que de mí. Ella había dicho que sólo tenía que hacerlo bien un par de veces más, pero yo sabía muy bien cómo actuaba mi mente. Sabía que si comenzaba a llover antes de los siguientes dos tiros tendría una excusa para irme, y aunque era tentador hacer tiempo como los buenos jugadores de soccer, elegí ser valiente por una vez.

Alcancé a Cassie antes de que ella fuera a darme el balón —Cassie, creo que estoy lista para la portería — mentí con voz firme y segura —. Creo que ya le perdí algo de miedo al balón — dije eligiendo con cuidado mis palabras: no le temía a esa cosa que Cassie tenía en las manos, sino a que me lo lanzaran en la cara. Estar en la portería era otra cosa, pero decidí omitirlo para que no me temblaran las manos.

No esperé a que me preguntara si estaba segura,simplemente le sonreí y me alejé a trote ligero hasta el arco de meta, tomando posición. Parecía mucho más grande desde ahí, como si los postes estuvieran demasiado lejos como para protegerme. Fue entonces cuando las manos comenzaron a temblar. Eso me irritó. Eres una ridícula miedosa. — ¡Estoy lista! — grité para que Cassie me escuchara. Una mentira más.
Publicado por Delilah O'Rilley el Dom Ago 28, 2016 8:01 pm


avatar
sexto curso
Delilah
61
116
Taylor Marie Hill
También en el infierno llueve sobre mojado.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t1080-o-rilley-delilah
Asintió a Delilah viendo que la joven estaba bien, moviéndose para ir por el balón y repetir el ejercicio, teniendo en mente terminar esa parte con calma para poder continuar con lo siguiente que se tenía en mente, pero Delilah la alcanzó antes de llegar al balón pidiéndole que siguieran con la siguiente fase, me le quedé mirando con escepticismo no estando segura de sí estaba lista o no para ser ahora ella la portera, pero la otra morena no le dejó preguntarle ni mucho menos disuadirla cuando ya estaba corriendo a la portería y poniéndose en posición para atajar la pelota. Realmente esperaba que pudiera hacerlo.

Suspiró y reanudo su camino hacía el balón, lo recogió y se acercó a Delilah para darle algunos consejos, ya que la joven no le había dado oportunidad de hacerlo y no quería que su trauma aparecería y arruinara todo. — Bueno Deli, las manos al frente, recuerda ellas deben atajar el balón, ellas o tus brazos, no debes permitir que el balón llegue a tu rostro, puedes incluso meter el pie, un hombro lo que quieras, pero evita el rostro — Vale no debía decirle tanto que evitara la parte en que más temía ser golpeada, pero era lo que debía hacer, todo portero sabía que el balón no debía darle en el rostro o terminaría herido o noqueado.

Le sonrió dándole ánimo y fue a ponerse donde anteriormente había estado la ojiazul, puso el balón en posición y agarrando impulso pateo el balón, tratando que fuera hacía uno de los laterales de la portería alejándose de Delilah, ya que la idea principal de hacer un gol era no darle al portero, y en realidad dudaba que la joven quisiera ir hacía el balón para detenerlo, era cosa de ella si quería intentar esa parte del ejercicio o alejarse de inmediato del mismo evitándolo simplemente.
Publicado por Cassiopeia I. Rohmer el Mar Ago 30, 2016 10:20 pm




and now, i don't have nothing to lose:
avatar
desaparecido
Cassie
121
168
Hailee Stanfield
la locura es un cierto placer que solo pocos conocemos
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.foros-activos.es/t928-rohmer-dakovic-ca
Publicado por Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.